miércoles, marzo 29, 2006

Final de lucha-Botella 13

Botella 13
a Elena, mi brujita, nunca te olvidaré

¿Qué sucedió? La ventana fue clausurada. ¿Por qué te fuiste? He aprendido que las dosis de calmantes son el ojo del huracán. ¿Dónde estás? El amor se puede disfrazar de carnaval, pero sigue ronroneando mis pisadas.
Los cuerpos pueden desprenderse, como si la vida pendiera de un cordón, o un lazo de plata que une el alma de los sueños, es el momento en que las esperanzas pueden experimentar el abismo, la angustia y el dolor es tan intenso que la ceguera coagula ese instante.
Y es que duele tanto que la sangre son las lágrimas de una madre con el vientre desgarrado, abandonado, vacío, la nada grita desesperadamente por morfina, pero será inútil… Hasta que llegue otro verso que fecunde palabras en los sueños y pueda volar nuevamente, intentar llegar a ese puerto.
Ahora queda esperar.


Ana María Fuster


**Escrito el 29 de marzo de 2006, desde un balcón de olas...
Mi chiquita luchó 25 semanas, pero el destino fue más duro, y el 17 de marzo, se fue a vivir entre las estrellas...

Gracias de corazón a todos ustedes mis amigos virtuales que nos llenaron de amor y lucha desde la distancia,
También a mis hermanos de la compi por mimarme, vestirme de alas y alimentarme de verdades caprichosas(Francisco Font, Maritza Santana, Marissa Ortiz, Mabel Valentín, Zulma Espinosa y Margarita Adorno),
A los gladeadores de versos que me cuidaron y me hidrataban de palabras y ternura Leticia Ruiz, Abdiel Echevarría, Marioantonio Rosa, Carlos Roberto Gómez, Maribel R. Ortiz y Mario Cancel.
A Miguel, mi duende, por hacer reír mis esperanzas de ternura y vida
A Sonia y Waldy Carrasquillo, por cuidar de mi duende
A mi hermano José Manuel Fuster y Delly, porque el llamado de la sangre fue solidario a pesar de los silencios, un beso...
A Ramón, Charlie, Loubriel por la solidaridad desde un aereopuerto, siempre hay que volar..
A Pedro Carrasquillo, por amarme y estar junto a mi, dentro de mi, acariciando los sueños de nuestra brujita todas las noches, y cruzar juntos el portal del abismo, y nos salvamos, por amor... Nunca la olvidaremos

9 comentarios:

Madam dijo...

¡Ay Ana! Cuanto lo siento. Te tuve en mi mente por varias semanas. Le pregunté a una persona por ti porque me estaba rara tu ausencia. Espero que te recuperes, que vuelvas a estar tranquila. Al leerte veo que eres una mujer fuerte, sigue adelante. Te envio muchas energías positivas, bendiciones y mimos. Un beso y un abrazo. Dios te bendice siempre.

Ana María Fuster dijo...

Madam, gracias mi amiga querida,además de tener el don apalabrado, eres un gran ser humano, te llamaré en la tarde...
dile a ese escritor y amigo maravilloso que él siempre ha sido un hermano solidario, un ser único y especial.
Es doloroso, son las cenizas de un sueño que nos entregarón ayer, será el reloj de arena que suavicen de nuevo mis pisadas y recupere mi sangre, mi voz y las esperanzas.
Me llena de luz todas esas almas hermosas como la tuya que me han dado tanto amor dentro del caos.
otro beso y un abrazo

Sur para caminantes dijo...

Ana Maria y Pedro

Lesescribo desde un terminal en Barajas Madrid,antes de salir de regreso a la isla. Solo les dire:

los pajaros no callan,ni mueren,
los vuelos que no besan tierra,son del alma,son casa y fuego.

Siempre,cuando el amor camina,
se respira un sol futuro, de corredores en flor,
empieza la memoria de la vida,

por Helenita y ustedes,

vaya un abrazo enla memoria de la vida...

marioanonio rosa

Ana María Fuster dijo...

Marioantonio
Tienes razón, el alma al vuelo iluminado de los sueños, un ir y venir, vivir, o quizás revivir, pero siempre sentir ese momento preciso en que el amor se convirtió en luz.
gracias por tu eterna amistad solidaria, fundamental, son esas pequeñas cosas....

Yiara Sofía dijo...

Un abrazo Ana! Es poco pero es lo que puedo ofrecer, desde el fondo del alma y corazón...por los breves momentos en que todo fue y es posible!

Yolanda Arroyo Pizarro dijo...

Mi cielo, mi amiga, mi Ana, estoy contigo, en el amor y el dolor, en todo. Siente mi abrazo..

Ana María Fuster dijo...

Yiara, pasan los días y quisiera que los instantes luminosos fuesen eternos, pero no es así, al menos queda el consuelo de tener cerca gente linda como tú.
Yolanda, mi amiga, siento tu abrazo fuerte, la amistad es eterna, lo sabes... este dolor me ha enseñado muchas cosas y la más especial es valorar aún más ese calor hermanado, desinteresado de la amistad

Manuel Armando Clavell dijo...

eso que dices de la amistad, todos teníamos a la brujita en el pensamiento y casi casi ni nos conocemos, cada cual en una esquina de su pensamiento que ya es una calle completa. otro boceto de la ciudad silente y otro y otro. a empezar de nuevo!!!

Francheska dijo...

Ana María...un abarazo silente desde un espejismo verde inconcluso. Te llevo en mi corazón.