lunes, marzo 09, 2009

Recordando a nuestra pequeña Elena, a tres años... El alma en fuga, parte 3


Botella 8

¿Nadie acompaña mi soledad? ¿Mi silencio quedará perpetuado tras el corcho de la nada?
Estuve sonámbula de pequeñas muertes … Unas, polvo de luna; otras, sangre, hiel y néctar corporal.
Esas verdades, como un bostezo de vida y muerte, necesarias para escoger el desayuno: café y pan tostado bajo mi sombra, luego un vino para calmar el alma y pasearnos tomadas de la mano.

un espejo y la palabra …

------------------

Botella 9

La isla desierta se llenó
con tu mirada ciega
y mi sangre,
es la sombra de mi cuerpo poseído de nueve lunas.

Truena la luna y se torna rosácea.

¿Habrá tormenta?

-------------------------
Botella 10


Mi niña llora
ya se apaga la luz de su horizonte
pero aún me busca en el desierto de las sombras…

La rama de un sueño,
oculta el destierro de la palabra.
y otro mensaje se acurruca bajo el árbol de la vida.


Sigue lloviendo.
el camino ha quedado crucificado de pisadas.


Los dioses se han fatigado de soledades
pero mi niña sigue llorando

No llores
te pintaré un arco iris
en otro libro.

-------------------

Botella 11

Otra botella navega sobre la voz muda del abismo;
el faro se va fundiendo,
lejos la luz que ya no es.

Aquí, mi cama se desierta de niebla,
mis manos se abandonan en llantos
sobre un libro de milagros;

me reclaman libertades inconclusas:

y un mensaje se deshoja en el capullo del nunca jamás.

Desde mi vientre clausurado,
la vida naufraga.


Ana María Fuster


cuadro de Yves Klein

No hay comentarios.: