sábado, abril 18, 2015

Botella 23

 23

Amanecí desnuda
como esos miedos que danzan en el aire.

Tampoco estoy sola.
Los recuerdos danzan sobre mí
mientras despierto cuerpo a cuerpo
al calor de la vida.

Mi vientre cicatriza
no grito,
 apenas voz renace
            solo gimo deseos y esperanzas.

Vivo la película del mundo,
giro sobre el eje concéntrico de mi laberinto.

Duermo sobre el silencio de mi pecho
ese suave trago sobre las sombras
donde soy actriz, poeta o mimo
desmaquillando traiciones.

Sueño la libertad del caminante
pisadas serenas, seguras, sobre la locura del destino
lejanas de tempestades.
Mi reloj reposa sobre mis labios
y mis manos se consumen en palabras.

Despierto.
El puerto se acerca
la función está por comenzar…

Ana María Fuster Lavín


2006


No hay comentarios.: