martes, marzo 14, 2017

a once años de tu partida Fuga (Botellas al mar) primeros diez días

para Elena... que llegaste y partiste el 17 marzo 2006



II.

Botellas para una bitácora

 

“Pongo estos seis versos en mi botella al mar con el secreto designio de que algún día
llegue a una playa casi desierta
y un niño la encuentre y la destape
y en lugar de versos extraiga piedritas
y socorros y alertas y caracoles”

Mario Benedetti, Botella al mar

Selección… primeros diez días

 

1

 
Puedo huir del vacío
de los días sin rostro
las calles anónimas,
o de un manual de mentiras encadenadas.

 Navego hacia mi silencio.
la soledad comienza a oscurecer

 y la palabra ilumina mi sombra.

 
-------000-------

2

         La noche ilumina otro verso; oculta la sombra de los miedos. Como una carrera de hormigas locas,  la palabra fluye se inventa y reinventa, se sumerge y emigra a través de una botella que navega por los mares del tiempo…

         Siempre podemos ser infinitos.

 
-------000-------

3

 
La palabra se liberó,
las cadenas llovieron alas
y aquella lágrima distante besó un arcoíris.

 Pudimos cobijarnos bajo el árbol de la vida,
renacer de nuestra luz propia.

 La escribiente sonríe.

          Una noche es clave de nuestra eternidad.

 ¿Amanece?

 

-------000-------

 

 


4

 
Descorchamos otro libro
de sueños perdidos
de duelos de alas
y perdemos el miedo a volar.

 
La muerte columpia corbatas y zapatos de tacón
la noche se reinventa en su voz de luna.

 Finalmente amanece,
el cautivo desentierra sus versos,
no hay muertes después de la última muerte.

Se revela otro código:
la  vida secreta de las palabras
se esconde tras los silencios.

 

-------000-------


5

 ¿Vidas secretas?
Las palabras enclaustradas enmudecen,
son polillas penetrando los libros olvidados.
también enmudecen las murallas de esta ciudad
son sus fantasmas el grito de mis manos.

 

-------000-------

6

 
La isla desierta se llenó
         con tu mirada ciega

                         y mi sangre,

es la sombra de mi cuerpo poseído de nueve lunas.

Truena la luna y se torna rosácea.

¿Habrá tormenta?

-------000-------

 

 

7


Las sombras ensordecen
como el dardo a la mentira.  

 Se acerca el milagro,
silencia sonidos soeces,
suspira susurros cristalinos,
mientras,
una sonrisa murmura secretos
y la palabra se revela
aún la escucho
navegando versos
multiplicándome llego a la orilla.

 
Allí me inclino ante otra botella,
no es el momento de abrirla,
se ilumina un nuevo destino.

Guardaré mis alas,
hasta el próximo puerto…

 

-------000-------

 
8

 
Mar adentro,
mar silente,
         como cuna de almas;
en una botella viaja la palabra dormida
y las sirenas secretean un misterio:
fueron silencio los dolores...

 
Iniciamos la sinfonía de los versos:
hombres y mujeres por nacer
también la muerte se hace esperanza.

 

-------000-------


 9

         ¿Nadie acompaña mi soledad? ¿Mi silencio quedará perpetuado tras el corcho de la nada?

         Estuve sonámbula de pequeñas muertes… Unas, polvo de luna; otras, sangre, hiel y néctar.
         Esas verdades, como un bostezo de vida y muerte, necesarias para escoger el desayuno: café y pan tostado bajo mi sombra, luego un vino para calmar el  alma y pasearnos tomadas de la mano.

          Un espejo y la palabra.

 

-------000-------

 

 


10

 
Mi niña llora
ya se apaga la luz de su horizonte
pero aún  me busca en el desierto de las sombras…

 
La rama de un sueño,
oculta el destierro de la palabra
otro  mensaje se acurruca bajo el árbol de la vida.

 Sigue lloviendo.
el camino ha quedado crucificado de pisadas.

 
Los dioses se han fatigado
pero mi niña sigue llorando.

 “No llores,
te pintaré un arco iris
en otro libro”. 

 
Ana María Fuster Lavín
2006--Fuga (botellas al mar)
(poemario sin publicar)

fotos-Ana María Fuster Lavín

 

No hay comentarios.: