viernes, agosto 12, 2022

un recorrido felino por el corazón de la palabra

Callejón de los gatos: un recorrido felino por el corazón de la palabra o de un barrio llamado Santurce

por Mónica Noriega.



La escritora sanjuanera Ana María Fuster Lavín, quien ya ha publicado unas 17 obras entre novelas, poesía, cuentos, microcuentos, nos anuncia la publicación de su nuevo libro Callejón de los gatos. Este se compone de 19 relatos de variados temas, que retratan un Santurce en ruinas (incluidos otros puntos sanjuaneros como Río Piedras y el VSJ), la búsqueda del amor, la denuncia y la empatía, la soledad, la justicia. Los gatos y el ambiente de misterio y terror son un hilo conductor entre las historias y sus personajes que no dejarán a nadie indiferente. Libro que forma parte también del XXX aniversario de la Editorial Isla Negra, dirigida por Carlos Roberto Gómez Beras.

Ganadora de diversos premios —como del PEN Internacional de Puerto Rico, del Instituto de Literatura Puertorriqueña, entre otros— comenta que esta obra tardó siete años en escribirse, por sitiuaciones como el cáncer (del que es sobreviviente), el paso del huracán María y la pandemia, eventos que la inspiraron a penetrar aún más en el tema de la soledad (del individuo y de la propia ciudad), sin nunca abandonar el espíritu de la esperanza que ronda cada cuento.

Algunos comentarios sobre Callejón de los gatos (Ed. Isla Negra, 2022)

“Leer la obra de Ana María Fuster Lavín es internarse en un mundo donde los per­sonajes deambulan de relato en relato, trascendiendo incluso las fronteras del libro. Nos propone un cosmos que fluctúa entre parajes, zonas y lugares que espejean nuestra Isla y sus problemáticas sustanciales, y el espacio de lo extraño, lo incierto, lo desconocido, lo sobrenatural.” Dra. Ángela M. Valentín, catedrática y escritora puertorriqueña

“Callejón de los gatos es una metáfora de esos recovecos oscuros donde oculta­mos lo que en ocasiones somos, la existencia plena del ser humano abatido por sus defectos y tentaciones, la miseria y la esperanza. Entre sus historias, encontramos la violencia nuestra de cada día, entremezclada con el lirismo que distingue a la narrativa de la autora.”—Luis Rodríguez Martínez, editor y escritor puertorriqueño

Callejón de los gatos es un libro sobre una gran contradicción: el amor, la amistad y el deseo desmedidos que se pueden sentir y, a la vez, la falta de vínculos afectivos o la imposibilidad de encontrar o mantener estos vínculos. La verdadera violencia y ruina es eso.”-- Sandra Casanova Vizcaíno, Phd, Binghamton University-State University of New York

 

“El Callejón de los gatos nos muestra la naturaleza humana en todas sus dimensiones: el amor, la querencia, el desamor, la desigualdad, la intolerancia, el desdén por los demás, así como la violencia, sistémica y perenne, producto de un desquiciado y decrépito orden patriarcal.”—Lcdo. José Luis Ramírez de León, abogado ambientalista

“Este thriller urbano es la nueva propuesta de Fuster Lavín escritora caribeña, que continúa experimentando en su narrativa con el estudio minucioso sobre la familia de su Isla segmentada, parecida a un cuento de historias en que los gatos ocupan la simetría urbana de una sociedad grisácea que danza entre mariposas y fantasmas.”—Dra. Leticia Ruiz Rosado, catedrática y poeta puertorriqueña

Presentado ya la Feria Internacional del Libro de la República Dominicana, en abril 2022, y durante la celebración en Santo Domingo del XXX aniversario de la Editorial Isla Negra, Callejón de los gatos comienza su gira de presentaciones en Puerto Rico, que incluiran charlas sobre otros libros y el género de terror junto a escritores y profesores como Luis Rodríguez Martínez, Ángela M. Valentín, Patrick Oneill, José A. Rabelo y Leticia Ruiz Rosado, entre otros.

Están todos invitados.

 

Callejón de los gatos

Fechas de Presentaciones



 

Martes 6 de septiembre  7:00pm

Casa Norberto-Plaza las Américas

Presentador: Luis Rodríguez Martínez

--también se presentará 

2020 (para verte mejor)

de José A. Rabelo—

XXX Aniversario de Isla Negra Editores



 

Sábado 1 de octubre  3:00pm

El Candil-Ponce

Presentadora: Ángela M. Valentín

Junto a la presentación de

Relatos de ausencias atroces

de Luis Rodríguez Martínez

Presentador: Patrick Oneill

(conversatorio sobre la literatura de terror

y nuestros libros)



Jueves 27 de octubre 10:30am

Biblioteca-Sala Laguerre

Universidad de Puerto Rico-Aguadilla

Presentadora Leticia Ruiz Rosado


Adquiere Callejón de los gatos en:

miércoles, agosto 10, 2022

Última estación/Necrópolis [Retorno a la ciudad de sombras]

 


Última estación

 

sin respirar siquiera para que nada turbe mi muerte

Xavier Villaurrutia

 

ha partido el último tren

solo permanecemos mi silueta y mi gato

entre niebla silente de voces muertas,

sin respirar los pasos acercan mariposas

y las manos desaparecen con cada aleteo

 

seguimos nuestro camino

danzando entre fantasmas calles nada

las historias ya no paren sueños

siquiera miradas despedidas, solo muerte

y los pies desaparecen con cada ronroneo

 

nadie perturbará nuestro exilio

la distancia anochece una isla vacía

cada gota de sangre sobrevive un verso

no hay cuerpos solo epitafios eco en el humo

y los labios desaparecen con cada abandono

 

hemos llegado a la estación final

la música de un acordeón a la distancia

invoca el último suspiro del corazón

miro a mi gato, nada nadie siquiera el camino

nuestras sombras desaparecen con cada silencio

quizá mañana amanezca el poema

y una mariposa anuncie nuestra muerte

 

Ana María Fuster Lavín


------

Last Station

 

“without even breathing so that nothing can disturb my death”

Xavier Villaurrutia

 

the last train has left

only my silhouette and my cat remain

in a silent fog of dead voices,

without breathing the footsteps approach butterflies

and hands disappear with each flutter

 

we go on our way

dancing among ghosts streets nothing

stories no longer stop dreams

even goodbye glances, only death

and feet disappear with every purr

 

no one will disturb our exile

the distance darkens an empty island

every drop of blood survives a verse

there are no bodies only epitaphs echo in the smoke

and lips disappear with each abandonment

 

we have arrived at the final station

the music of an accordion in the distance

invokes the last sigh of the heart

I look at my cat, nothing no one even the road

our shadows disappear with each silence

maybe tomorrow the poem will dawn

 

and a butterfly will announce our death

 

Ana María Fuster Lavín,

Necrópolis [Retorno a la ciudad de sombras]

Con prólogo bilingüe de Daniel Torres Rodríguez

Traducción al inglés: Rosalina Martínez González y Eïrïc R. Durändal Stormcrow

Edición bilingüe por Gnomo Literario, 2022

A la venta en Amazon

Info. fusterlavin@gmail.com

Lo puedes adquirir en 👇


Necropolis: Retorno a la ciudad de sombras (Spanish Edition) https://a.co/d/bjK4FVj

XXX Aniversario Isla Negra Editores, Invitación

 XXX Aniversario Isla Negra Editores



Puesta en circulación novedades

en Casa Norberto, Plaza las Américas


Semana del 5 al 10 de septiembre


LUNES 5, 7pm

La casa de mis tíos

Norma Quinones

Barco de corcho & La calma que antecede

Benjamin Santana


MARTES 6, 7pm

José Rabelo

2020

Ana María Fuster Lavín

Callejón de los gatos


MIÉRCOLES 7, 7pm

Interioridades

Luis A. López 

José Alberto Calderón


JUEVES 8, 7pm

Borrasca

José Cáez

Marbolero

Alinaluz Santiago 


VIERNES 9, 7pm

Entre palabras y silencios

Jeandelizez González 

Género, prensa y geografía del deporte

Rafael Díaz 


SÁBADO 10, 4pm

Territorios absurdos

Celestino Cotto

domingo, agosto 07, 2022

En torno a Callejón de los gatos, reseña por la Dra. Leticia Ruiz Rosado

 En torno a “Callejón de los gatos” de 

Ana María Fuster Lavín 



Por:

Dra. Leticia Ruiz Rosado 

Catedrática y poeta puertorriqueña


Este amor ya sin mi/ 

te amara siempre. Joan Margarit


     Callejón de los gatos es una colección amorosa sobre los ancestros, la familia de Santurce o la  familia puertorriqueña publicada en 2022 por Isla Negra Editores [compuesta de 19 cuentos]. Ana María Fuster Lavín cual Sherezade hila góticas historias espejeadas de un sector urbano alimentado por la sangre humana o tal vez por la sangre gatuna, metonimias de un país que todavía no se ha destetado por eso los fantasmas pululan o transitan por doquier entre el horror de sus luchas sexuales ante la esperanza redentora de otro frente corporal e indómito cargado de colmillos babeantes o de fluidos silenciosos aterrorizados por las pieles que bailan un vals escalofriante, siniestro y despiadado. Lo interesante es que a veces son seres humanos, otras, gatos que se confunden con los humanos como si esa simbiosis biológica fuese la de la familia puertorriqueña. 

     Este thriller urbano es la nueva propuesta de Fuster Lavín escritora caribeña, [que trabaja lo gótico y el terror], y que continúa experimentando en su narrativa con el estudio minucioso sobre la familia de su Isla segmentada, parecida a un cuento de historias en que los gatos ocupan la simetría urbana de una sociedad grisácea que danza entre mariposas y fantasmas. Las historias contadas parecen sueños siluetados cual epitafios en el humo. Es un texto fraguado dentro de la estética surrealista de códigos antes trabajados en su narrativa y que alcanzan en esta nueva propuesta el dominio de trabajar lo sobrenatural dentro de un mundo que no le es ajeno. 

     Fuster Lavín orquesta una novela abreviada en forma de cuentos y no en capítulos porque intuyo el país se asemeja más a un cuento que a una novela, es como si todavía no se completase su desarrollo y estuviéramos dentro de ese vientre del cual no deseamos salir. Los personajes se repiten  para que el lector conozca la trayectoria de unas vidas ancestralmente unidas por un entorno o ambiente cuya atmósfera clandestina y soterrada la vincula a su generación del 80 del pasado siglo. Este vínculo auténtico con sus ancestros nos remite a otros textos anteriores en que los personajes e historias aparecen como antecedentes a este nuevo callejón vinculante con la historia de un país que se repite ahora en Callejón  de los gatos con otras atrocidades familiares que en textos como Réquiem (Ed. Isla Negra, 2005) o Bocetos de una ciudad silente  (Ed. Isla Negra, 2007) dibujaban el nauseabundo olor a muerte de los vecindarios de aquel otro Santurce igualmente enfermo. 


  La coincidencia de aquellas y estas vidas y su devenir espantoso es un espacio y atmósfera detenida en el tiempo que ahora en el siglo XXI solo muestra sangre e inestabilidad. Dice la voz narrativa en el cuento que cierra la colección y se titula igual al libro: 

“Han pasado demasiados años, siempre quise volver. A ellas, al caserón, a aquel espejo. Hay espejos donde observas cómo el tiempo se convierte en un tatuaje de rutas en la mirada, otros son cascadas refrescantes que invitan a la libertad, esta era un puente hacia un mundo que me estaba vedado”

 (Fuster Lavín, Callejón de los gatos, pág. 161). 

   Ese puente, ese caserón son consustancialmente el espejo de sombras que han acompañado a la narradora a través de esa ruta orgánicamente vivida de un entorno que, desde El libro de las sombras (Ed. Isla Negra, 2006), escrito en verso, apuntan un entramado lírico por el que transita el devenir sostenido de los fantasmas que han acuñado ahora en Callejón de los gatos el estilo cuyas cenizas maternas recrean una tradición familiar de fábulas en que la apertura a la vida de Mita, luego de la pandemia que aún no ha cesado, supone la de Camila y, tal vez, la de la narradora a fin de ir a por Adela o a redactar otras historias. Este sarcasmo tan fusteriano es otra mueca narrada de la historia de una ciudad mirada amorosamente y transitada entre grises, motos y gatos cuyas huellas escriturales deambulan junto a murmullos, silencios, miedos, maltratos, orines y el obcecado deseo a la muerte. 


https://www.islanegra.com/index.php?option=com_virtuemart&view=productdetails&virtuemart_product_id=460&virtuemart_category_id=3


martes, julio 19, 2022

Edición bilingüe Necrópolis

 

Nanas para la no muerte

soy sarcófago anochecido

isla desierta, saturada

            con tu mirada ciega

                                           y nuestra sangre:


soy la sombra de mi cuerpo coagulado


                             sobre un tarot de vapor

barajeo mis nanas, niña mía,

como serenata en duelo

mi vientre eclipsa una necrópolis

para arrullarnos


truena la luna     

              se torna rosácea.


¿habrá tormenta?


soy tormenta

 y tú, la no-muerte…

-----


Lullabies for Undeath


I am a sarcophagus in the night

desert island, saturated

              with your blind gaze

                                           and our blood:


I am the shadow of my coagulated body


                             on a tarot of vapor

I shuffle my lullabies, my daughter,

like a serenade in mourning

my belly eclipses a necropolis

to lull us to sleep


the moon thunders           

              turns pinkish.


will there be a storm?


I am storm

 and you, the undeath...


Ana María Fuster Lavín


Necrópolis

[retorno a la ciudad de las sombras]



Edición bilingüe

Traductores: Rosalina Martínez González y Eïrïc R. Durändal Stormcrow

Ed. Gnomo, 2022

Ya a la venta en amazon

https://www.amazon.com/-/es/Ana-Mar%C3%ADa-Fuster-Lav%C3%ADn/dp/B0B6LDRYWL/ref=tmm_pap_swatch_0?_encoding=UTF8&qid=&sr=

miércoles, julio 06, 2022

Comentando Callejón de los gatos...🐈📚💜

 


“…Muchas de las historias en este libro se ubican en un Santurce visiblemente asolado. En ocasiones, se sabe que una de las causas es un huracán, tal vez ese huracán, aunque todes sabemos que es, ante todo, la pobreza y la desigualdad que el huracán nos mostró. El barrio esconde gatos en sus residencias, sus calles, y en sus esquinas. Es un lugar que se puede reconocer, no tanto por las referencias locales, sino más bien porque hemos asistido a ese proceso de destrucción, no solo el de Santurce, sino el de la isla entera. En esos espacios de la ficción, ya sean familiares o no, tengan nombre o no, abundan el horror de la violencia, de género y/o intrafamiliar, la traición, la tortura física y psicológica. Existen, además, elementos de lo sobrenatural fantástico: los vampiros (o, más bien, las vampiresas) y los espectros o fantasmas. Sin embargo, no está del todo claro si estas criaturas nacen con la ruina o si de alguna forma siempre estuvieron ahí y la ruina hace visible, quizás por primera vez, su presencia siniestra. En cualquier caso, estos monstruos no solo ejercen violencia contra les otres, sino que también son víctimas de la violencia; son seres desplazados, abusados y condenados a ocupar esos rincones arruinados y sin sociedad. Esos monstruos son les otres que no saben manejar los afectos o, quizás, como los gatos, sí saben pero nadie les entiende. Y es que, en el fondo, Callejón de los gatos es un libro sobre una gran contradicción: el amor, la amistad y el deseo desmedidos que se pueden sentir…”-                      Sandra Casanova-Vizcaíno,   Binghamton University-State University of New York

(fragmento del prólogo)



Ana María Fuster Lavín, 

Callejón de los gatos

 (Ed. Isla Negra, 2022).🐈📚🇵🇷🖤👇

 Lo puedes conseguir en librerías de PR y en:

https://www.islanegra.com/index.php?option=com_virtuemart&view=productdetails&virtuemart_product_id=460&virtuemart_category_id=3

domingo, julio 03, 2022

Callejón de los Gatos

 #cuentosdeterror

#literaturaespeculativa

#literaturalatinoamericana

#escritorasfeministas


Lo consigues en: 

https://www.islanegra.com/index.php?option=com_virtuemart&view=productdetails&virtuemart_product_id=460&virtuemart_category_id=3




Callejón de los gatos

de Ana Maria Fuster Lavin

Callejón de los gatos es una metáfora de esos recovecos oscuros donde ocultamos lo que en ocasiones somos, la existencia plena del ser humano abatido por sus defectos y tentaciones, la miseria y la esperanza. Entre sus historias, encontramos la violencia nuestra de cada día, entremezclada con el lirismo que distingue a la narrativa de la autora.  

-Luis Rodríguez Martínez

escritor y editor puertorriqueño


Una de las voces más importantes de la narrativa de nuestro país. Leer la obra de Ana María Fuster Lavín es internarse en un mundo donde los personajes deambulan de relato en relato, trascendiendo incluso las fronteras del libro. Nos propone un cosmos que fluctúa entre parajes, zonas y lugares que espejean nuestra Isla y sus problemáticas sustanciales, y el espacio de lo extraño, lo incierto, lo desconocido, lo sobrenatural. 

-Ángela María Valentín Rodríguez, Ph.D.

profesora y escritora puertorriqueña

“…Los espectros y las manos de la noche habitan todas en mí. He reído otras muertes. Morir es inevitable, así como el hambre y esta sed. Escucho tus pisadas. Te acercas. Al otro lado de la ventana el mar baila en pálpitos a la espera de los náufragos. Huiste a su montaña, cuando mi horizonte de salitre te sumergía en mí.

     No es tiempo aún. Mi incondicional Pit prefirió irse enamorado tras una gata en celo. Los gatos son más afortunados en el amor. No se complican con sentimentalismos. Tampoco recurren a pastillas y vodka… Un gato nunca mataría por amor ni sería suicida…

 -- Ana María Fuster Lavín

 del cuento

“Diario en siete noches y dos muertes” en el libro

Callejón de los gatos

(Ed. Isla Negra, 2022)



Ya disponible en librerías de Puerto Rico, en islanegra.com, 🐈‍⬛🐈🦇📚💜 info: fusterlavin@gmail.com

lunes, junio 06, 2022

Desde el "Callejón de los gatos"....

 El silencio de las mariposas

«sin respirar siquiera para que nada turbe mi muerte»--Xavier Villaurrutia



   La niebla y esta estación abandonada son mi nuevo hogar. Partió el último tren hace algunas semanas, quizá más tiempo. Tampoco he vuelto a encontrarme con ningún otro humano. Solo permanecemos aquí mi silueta (por llamar de alguna manera a lo que me ocurre) y conmigo, mi gato Nico. Habitamos entre esta boira silente solo interrumpida por los zumbidos de las voces tal vez muertas, como aquellos planetas que vemos en la noche, pero ya no están. 

   No recuerdo cuándo desayuné por última vez. En espirales despertamos, deambulamos, observamos y dormimos. En ocasiones escribo, mientras Nico juega con bolitas de papel y hojas, o persigue a las palomas y mariposas que aparecen. Y nos volvemos a dormir. Cada vez tengo más sueño. Lo que más disfruto es despertar sobresaltada por las caricias de los bigotes de Nico o sus pequeños empujones con su frente. Sospecho que lo hace para averiguar si aún respiro o para que despierte y lo acompañe hasta el umbral donde todo termina. No exagero, es como si el mundo, el nuestro, finalizara en una inmensa nada grisácea, que temo atravesar. Nico tampoco lo hace. 

   Cada día esa ruta se extiende algún paso más. Según transcurren los días, aumenta la cantidad de mariposas que, silentes, nos acompañan guiándonos el camino. De vez en cuando, agito mis manos y observo cómo desaparecen temporalmente con cada aleteo. Este ritual es breve, pues termina asustando a Nico, que maúlla preocupado y detengo mi juego. Seguimos nuestra ruta hacia la noche danzando entre las mariposas, los fantasmas (así le llamo a mis nostalgias), las calles y la nada. Lamentablemente mis recuerdos ya no paren sueños. Siquiera miradas, mi corazón solo palpita, cada vez más despacio, como despidiéndose de los trocitos de mi pasado. De nuevo llegamos a la pared de nubes y mis pies desaparecen con cada ronroneo. Para avisarme de que ya es hora de regresar al banquito de la estación, Nico muerde sin lastimarme las pantorrillas. Según regresamos, las mariposas negras desaparecen.

   “Ya es hora Nico, estoy cansada”. Me lame las manos y se acomoda junto a mi pecho. Siento cómo va quedándose dormido, mientras observo el anochecer. Otras veces me entretengo escribiendo en las paredes, o en papeles arrancados de mi viejo diario, las pocas palabras que me quedan. 

   Soy una isla vacía, donde silueteo epitafios en el humo, escribo en la última página que le queda a mi diario, cuando una melodía detiene mi torpe apalabrar.

   “Nico, ¿escuchas a lo lejos un acordeón?”. Hacía tanto tiempo que no escuchaba canciones que termino quedándome relajada plácida y profundamente. No sé cuánto tiempo he dormido.

   Al despertar, Nico ya no estaba. 

   Después de esperarlo y meditar varios días, reconocí que ya no regresaría. Finalmente intento atravesar el humo donde solo habitan las despedidas. Según lo atravieso el aleteo es más fuerte, tanto que mis cabellos danzan en el aire que impulsa… Una mariposa se posa sobre mi pecho. Poco a poco decenas, cientos, miles de ellas van recostándose sobre mi cuerpo. Llega a mí la dulce paz eterna, mientras desaparezco en el silencio de las mariposas.



Ana María Fuster Lavín

Callejón de los gatos

Ed. Isla Negra 2022




sábado, abril 16, 2022

XXX Aniversario de Isla Negra Editores en la FIL dominicana 2022

 PROGRAMA GENERAL ISLA NEGRA 

EN LA FIL SANTO DOMINGO 2022












SÁBADO 23 Sala Isla Negra:

(Calle Las Mercedes No. 4. Fundación Dom. de Desarrollo)

10:00 a.m. 

Inauguración Sala Isla Negra.

3:00 p.m. 

Presentación de los libros: Nocturnos y otros desamparos y Plagas del deseo, de Moisés Agosto; Silente, de Carlos Vázquez; Matertransmutar, de Adli Cordero, a cargo de Editorial Isla Negra.

5:00 p.m. 

Presentación de los libros: Género, prensa y geografía del deporte, de Rafael Díaz; El mito literario Yoruba en la mujer negra caribeña, de Yvonne Denis; El espía de Betances, de Hiram Lozada, a cargo de Editorial Isla Negra.

DOMINGO 24

Sala Isla Negra:

(Calle Las Mercedes No. 4. Fundación Dom. de Desarrollo)

3:00 p.m. 

Presentación de los libros: La intemperie, de Basilio Belliard; Cosmolingüística: Discurso, ideología y cine, de Gerardo Roa; El narratario en Mudanza de los sentidos, de Inés García, a cargo de Editorial Isla Negra.

LUNES 25 

Sala Isla Negra:

(Calle Las Mercedes No. 4. Fundación Dom. de Desarrollo)

10:00 a.m. 

Conversatorio sobre Teorías Literarias (Queer y Cosmolingüística).

11:00 a.m. 

Conversatorio: “El proceso de creación”, a cargo de autores de Isla Negra.

7:00 p.m. 

Conversatorio: Manuel Rueda único, de José Alcántara Almánzar, a cargo de Ida Hernández y Editorial Isla Negra

MARTES 26

Sala Isla Negra:

(Calle Las Mercedes No. 4. Fundación Dom. de Desarrollo)

10:00 a.m. 

Conversatorio: “Ramón Emeterio Betances”, a cargo de autores de Isla Negra. 

11:00 a.m. 

Conversatorio: “El proceso de creación”, a cargo de autores de Isla Negra.

MIÉRCOLES 27 

Sala Isla Negra:

(Calle Las Mercedes No. 4. Fundación Dom. de Desarrollo)

10:00 a.m. 

Lectura de textos, a cargo de autores de Isla Negra.

11:00 a.m. 

Conversatorio: “La Historia y la Filosofía”, a cargo de autores de Isla Negra.

Museo de las Casas Reales:

(Zona Colonial)

7:00 p.m. 

Conferencia: Editar la vida. XXX años de Isla Negra Editores, a cargo de Carlos Roberto Gómez Beras, de Editorial Isla Negra.

Pabellón de Talleres Literarios:

8:00 p.m. 

Presentación del libro: Vuelos del Vértigo. Antología del Círculo Literario de la UPR en Humacao, a cargo de Alexis Bruno y la Editorial Isla Negra.

JUEVES 28

Sala Isla Negra:

(Calle Las Mercedes No. 4. Fundación Dom. de Desarrollo)


10:00 a.m. 

Lectura de textos, a cargo de autores de Isla Negra.

11:00 a.m. 

Conversatorio: “El proceso de creación”, a cargo de autores de Isla Negra.

VIERNES 29

Sala Isla Negra:

(Calle Las Mercedes No. 4. Fundación Dom. de Desarrollo)

10:00 a.m. 

Conversatorio sobre Teorías Literarias (Queer, Narratología y Gótica).

11:00 a.m. 

Conversatorio: “El proceso de creación”, a cargo de autores de Isla Negra.

7:00 p.m. 

Presentación de los libros: Entre palabras y silencios: La comprensión lectora del microcuento en estudiantes puertorriqueños de literatura, de Jeandelize González; Camino de imperf(i)cción, de Luis Saldaña; Interioridades: Entrevistas a 12 historiadores puertorriqueños, Luis López & José Calderón, a cargo de Editorial Isla Negra.


SÁBADO 30

Sala Isla Negra:

(Calle Las Mercedes No. 4. Fundación Dom. de Desarrollo)

10:00 a.m. 

Presentación de los libros: Fusilado dios: Edición aniversario, de Daniel Torres; Borrasca, de José Cáez; 2020 para verte mejor, de José Rabelo, a cargo de Editorial Isla Negra.

1:00 p.m.  

Presentación de los libros: La filosofía en su encrucijada histórica, de Antonio Mansilla (Carlos Rojas, editor); Cartas para besar la pólvora, de Farah Hallal, a cargo de Editorial Isla Negra;  Inventario, de Carlos Roberto Gómez Beras, a cargo de Editora Nacional e Isla Negra. 

3:00 p.m. 

Presentación de los libros: Callejón de los gatos, de Ana María Fuster Lavín, a cargo de Editora Nacional e Isla Negra; Marbolero, de Alinaluz Santiago; Bestezuelas, de Kianny Antigua, a cargo de Editorial Isla Negra. 

Centro Cultural de España:

(Zona Colonial)

7:30 p. m. 

Presentación de Monográfico en homenaje a María Zambrano: Revistas Exégesis y Cuadrivium de la UPR en Humacao, a cargo de facultad de la UPRH y Editorial Isla Negra.





jueves, marzo 10, 2022

"con despiadada ternura"... reseña de Muro Azul Silencio, por José Luis Ramírez de León

 Muro azul silencio: la resistencia armada de esperanzas



"una pléyade de sentimientos sobre los sueños y anhelos, acariciándonos con despiadada ternura"

Reseña por

Lcdo. José Luis Ramírez de León


“soy esa brisa

que sin ser vista

penetra tus poros y sangre

en ese abrazo de la soledad

y permanezco invisible

a veces en tus duelos,

otras en ese deseo de tus manos…”

-Al despertar,

Ana María Fuster Lavín

 Muro azul silencio (Ed. Letras Salvajes, 2022)


El poemario Muro azul silencio, la más reciente obra de Ana María Fuster Lavín, nos presenta un lirismo tan conmovedor como estremecedor, que alcanza un nuevo hito con esta excelente selección.  Los poemas que nos brinda son diversos, una pléyade de sentimientos sobre los sueños y anhelos, acariciándonos con despiadada ternura.  Introspectivo como reflexivo, por ejemplo, las Instrucciones son un testimonio vivo a la libertad sin ataduras, una invitación a volar libres e independientes, a amar por amar, comenzado por el primer y más primordial amor de todos: el amor propio.  El Calzado de mujer es muestra del desdén por las modas impuestas a las mujeres, y cómo el lanzamiento es una analogía para la independencia (“…somos aquellas niñas/que arrojaron sus impuestas zapatillas/al balcón de recuerdos por vivir”).  Siempre escojo mis piezas favoritas, y para mí, Al despertar es la que más se asemeja a mí.  Es la resistencia armada de esperanzas, de gritos desde el silencio impertérrito de las palabras.  Y los poemas, como los libros, pueden encender resistencias, porque todo acto revolucionario comienza con una resistencia al orden existente.  Sobre todo, a la deprimente isla de humo, Ana María muestra su Horizonte de vapor, que sin duda es, -lo que en mi opinión considero- la exégesis de la liberación como acto revolucionario mediante método de la resistencia apalabrada: “recargada de mí/recargada de todos/liberamos sus torturas y las mías/repetimos sus nombres y apellidos/hasta llegar a tierra firme/recargada de mí/colmada de todas y todos/renacemos en esta marejada/caímos pero nos tenemos/somos cambio/rugido/libres”.  La poeta concluye su exquisita colección con Soy la niña que se arrojó al vacío de mi cuerpo, donde, -desde una perspectiva introspectiva- nos ofrece la inocencia como fuerza y fortaleza.  El Duelo por una niña enamorada es un homenaje al amor puro, que troncha la violencia descarnada del machismo, en honor de todas las niñas enamoradas que termina siendo víctimas de la violencia machista y patriarcal. 

  Definitivamente, Muro azul silencio promete ser una obra que deleitará a sus lectores, como lo he disfrutado con su lectura.



martes, marzo 08, 2022

Lala González Rodríguez comenta sobre Muro Azul Silencio

 domingo, 6 de marzo de 2022

Melborune, Fl

“somos lo que soy por dentro
soy lo que dejé detrás de la puerta de la cocina 
mientras colaba café para desayunar
somos todo lo que he sido
desde que nací antes de nacer de verdad
vicio, alegoría, silencio
otredad
nada vestida de corona real
sonrisa gracias a la risa diáfana de mi nieto
por otro lado me cubre la oscuridad de la mentira
cuando quiero ser verbo con rostro de querencia y paz”
-Lala Gonzalez Rodriguez

Soy lectora ávida y asidua de esta excelsa escritora puertorriqueña, Ana Maria Fuster Lavin. No ha habido un libro de ella que no me haya dejado desmantelada y con todas mis almas en vilo. Pero entonces llega este, Muro Azul Silencio, este me ha llevado a otro nivel de nirvana que no había conocido antes, es que no creo que exista ese nivel de nirvana, ella lo crea con su verbo honrado. Este muro no divide, este muro une todas las poetas que la componen en una sola musa desnuda de interioridades y se desdobla ante sus lectores.



Este poemario dividido en 5 majestuosas partes nos lleva por un viaje íntimo a la conciencia confesional de Fuster Lavin. Nos presenta sus luchas constantes con el cáncer y como siempre le ha ganado la batalla, aun cuando se ha sentido casi vencida. Pero no creo que este tema sea tan impactante (me estoy dejando llevar por mi obsesión por el amor y el desamor, lo siento) hay una serie de cantos al amor/desamor, casi un juego de palabras constantes… es como un conjuro en noche de luna llena. Luego de leerlos les aseguro que los repetía mientras dormía como mantra. La querencia en Ana Maria siempre ha sido un diamante puro, como ella misma.

Por otra parte, vamos a ver que el tema epistolar es bien presente en este libro. Es como si la autora tuviese un sin número de cartas que aun no ha enviado y poco a poco las va haciendo llegar a sus destinatarios o quien sabe, si tan solo las rompe antes de enviarlas. También vemos sus insomnios, la presencia gatuna, sus mariposas, sus laberintos… En fin, ya podemos definir un estilo fusteriano, podemos señalar de lejos un escrito de Fuster Lavin, sin que este esté firmado. 

Muro azul silencio, el espejo confesional de la musa fusteriana.

Lala ©️
(poeta puertorriqueña)

Muro azul silencio, ya está disponible!!!

 









miércoles, febrero 23, 2022

soy la sombra de mi cuerpo coagulado

 Nanas para la no-muerte


soy sarcófago anochecido


isla desierta, saturada

        con tu mirada ciega

                        y nuestra sangre:


soy la sombra de mi cuerpo coagulado


                sobre un tarot de vapor

barajeo mis nanas, niña mía,

como serenata en duelo

mi vientre eclipsa una necrópolis

para arrullarnos


truena la luna

        se torna rosácea.


¿habrá tormenta?


soy tormenta

 y tú, la no-muerte…


Ana María Fuster Lavín

(foto y poema)

Necrópolis

[Retorno a la ciudad de sombras]

Pronto,  edición  bilingüe



Mordiendo las raíces del silencio

 Las hijas del grito 1


Mordemos las raíces del silencio hasta que la tierra retoñe desde nosotras, como el poema a la voz de la palabra.


Ana María Fuster Lavín

Breves historias del silencio

2023

martes, febrero 22, 2022

Epílogo para restaurar la humanidad-1 AMFL

 Las palabras


      Ellas habitan mi cuerpo. Caminamos juntas alrededor de nuestras raíces. Igual que los árboles mueren de pie, nosotras renacemos del papel.

Ana María Fuster Lavín

Breves historias del silencio

2023 (microcuentos)

viernes, febrero 18, 2022

Escribir...



Escribir es recuperar o intentar reconstruir lo que podemos o debemos ser, o lo que aspiramos a ser; en especial, libres, creativos, empáticos. Los libros son viajes de estación en estación, son las etapas de la vida real o imaginaria, del ayer, el presente y un incierto futuro. Ni modo, escribo porque es mi mayor pasión y refugio de la infancia y la juventud era y es leer. Ir formando palabra con palabra, un rompecabezas que al terminar cada cuento, poema, novela nos deja maravillados ante un mural de revelaciones, un caos sensorial que mágicamente toma sentido y nos explica tantas cosas… Escribo también, porque oralmente la torpe timidez juega al escondite con mi voz y se refugia en las manos. Escribir (al menos para mí) no es para falsos reconocimientos o aplausos, sino un culto a la esencia. Escribir/leer sirve para descontaminarnos y denunciar ese ruido y maldad que demasiadas veces impera en la adultez. Pareciera que con los años nuestro espíritu se llenara de un humo miope que borra u oculta el aprendizaje de la felicidad. Escribo para liberar la sensibilidad y volar lejos, jamaquear apatías, golpear necedades y abrazar silencios (aunque el miedo me impida salir de mi casa); también para agarrarnos de las manos, aunque sea una peli de terror o una agria experiencia, pero nos tenemos, juntos deshilvanar los dolores, miedos, obsesiones hasta liberarnos de estos. Escribir/leer para ser felices aun en el morbo de esta distopía. Escribo para denunciar el maltrato de menores, escribo desde el feminismo porque es la verdadera justicia, leo/escribo porque que la imaginación es infinita y, repito, nos ayuda a ser libres. Esta es felicidad juega con el misterio, con lo desconocido, con lo que nos imaginamos que es o debe ser; esta felicidad es aprender a ser buenos amigos, buenos ciudadanos del mundo o al menos, mucho más solidarios; escribir para amar a otros y a uno mismo –y alejarnos de muchos otros innecesarios--, escribir como limpiarse las rodillas después de caerse para levantarse una y otra vez, todas las veces que sea necesario. Solo eso, escribo hoy como un grito desde el cautiverio. Pero ansiando ese grito fuerte colectivo que rompa las murallas físicas y sociales.

Ana Maria Fuster Lavín 

Febrero 2021

Muro azul silencio... Mundos paralelos




Mundos paralelos


suéñame

existe un mundo paralelo

donde en cada pisada de la memoria

ese rompecabezas del pasado

descamina nuestros miedos y sus espejos


te sueño

hay jaulas en el abismo

que secuestran girasoles,

pero mis versos y manos son antídotos

a la apatía y a su asfixiante cárcel


despiértame

reconozco tu brújula

como la espalda arqueada

de los gatos y las palabras,

que entre brincos y trabalenguas

revelan un mapa al insomnio


te despierto

ascendemos juntos

las colinas de nuestras voces

los valles y cuevas corpóreas

hasta sumergirnos en la libertad

del fuego que expulsa

nuestro exceso de equipaje


camíname

lentamente zigzagueante

como los pliegues de la carne

—ombligos, gemidos, uñas, sudor—

sienten el temblor de nuestros sexos

vertidos sobre nuestras lenguas


te camino

mis manos impacientes

delinean el crimen de las sábanas

tus muslos desesperados siembran

tus fragilidades y anhelos en mi piel

y el mundo ya no es paralelo


sino un mismo mural

de versos afluentes

                   evaporándose

antes de que amanezca el suspiro

                   y nuestros mundos se bifurquen


Ana Maria Fuster Lavín

Muro azul silencio

2022 (pronto)

domingo, enero 30, 2022

Versos desde el Muro azul silencio

 Regreso a mí

                 «estoy lleno de sombras

                  de noches y deseos

                  de risas y de alguna maldición»

                  Mario Benedetti



regreso a mí

llegué a extrañarme

en ese pequeño hueco entre la razón

y el viento de confeti que fuiste


mis cartas son pájaros

sin jaulas, volando luchas

también sombras, risas y ausencias

como la noche anhela besar el rocío


regreso a mí

al oleaje sonámbulo

a los obituarios para una isla de humo

arrojada al vacío de mi cuerpo


retomo los trocitos

de aquellas cartas que no escribí

mientras habitaba tu árbol

de pies temblorosos de vértigo color amor


regreso a mí

a este cuerpo mutilado de cáncer

de ecos impacientes y melancolías

asomada al mar con un café y mis gatas


¿y si solo fuimos la ruta

de una estrella fugaz

que pasó hace miles de años

y llovió de escarcha sobre estos poemas?


solo sé que regreso a mí

y comienzo a escribir


Ana María Fuster Lavín

Muro azul silencio

2022

miércoles, enero 26, 2022

Diario de invierno / microcuento





Diario de invierno

(despertar del insomnio)

    Un lustro transcurrió desde que inició la pandemia. En la soledad, los insomnios son legión. Sus travesuras congelan mis manos, tornando grisáceas mis palabras. Ellos no tienen boca, pero sus murmullos ensordecedores cuartean cada página del diario. Fueron tantas jornadas así, que yo misma fui sombrificándome. La última vez que sirvió la internet, leí que eso ocurría con los sobrevivientes.

   En las últimas semanas de este invierno de cinco años, los insomnios han silenciado desapareciendo. Pude dormir, pero despierto sobresaltada. No queda nada aquí, tan solo el frío. Moriré pronto, como todos los sonidos conocidos. Vivo entre las sombras del hogar. Intermitentemente escucho ecos de las palabras ocultas en mi diario. Sé que pronto me convertiré en sombra, el encierro prolongado nos ha ido invisibilizando.

      ¿Un pajarito o fue la risa de una niña? No oigo esos sonidos desde iniciar la pandemia, no los distinguiría. Me asomo por la ventana. Solo quedamos los muertos y mi silencio. Guardo en mi mochila algunos víveres, ropa y mi diario. Tímidamente salgo de casa. Según camino, las palabras renacen y paulatinamente aparecen otras personas. Al principio nos hablamos en monosílabos por lo bajito hasta abrazarnos y revelarnos. Gritamos.

     Pronto volverá la primavera.
--
 Ana Maria Fuster Lavin
[Las hijas del grito]
Breves historias del silencio
2023
(microcuentos)