miércoles, marzo 14, 2007

Book of Shadows, revelaciones de un poemario, por Iva Yates





El libro de las sombras
Por Iva Yates
escritora puertorriqueña
visita su Pinacoteca en
http://pinakotheken.blogspot.com/

El poder de la magia siempre ha estado en la fuerza que yace detrás de las palabras, en la convicción de la persona que las pronuncia. Así que hace siglos, las brujas no escribían sus recetas o rituales mágicos. Esta información la escondían en las sombras de su alma para que no se pudiese implicar ni acusar del delito de ser ellas mismas.
Un libro de las sombras es, entonces, uno que encierra los secretos de una bruja o brujo, un mago, un hechicero o hechicera, pero más allá de ser un libro secreto, guarda la verdadera esencia de la persona a la que le pertenece, es, sin equivocaciones, un libro único.
Un libro de las sombras describe los sentimientos que posee una bruja sobre su relación con el otro mundo, de los rituales hechos en el plano terrenal que están ligados a una gran reserva de poder en el plano astral. Cada libro de las sombras se convertirá en la historia personal de la bruja que lo use, cada ritual le recordará una etapa de su vida, cada hechizo quizás un antiguo amor, una vieja amistad que ya no le acompaña.
El poemario de Ana María Fuster lleva el título que le corresponde porque nos muestra a través de una pequeña rendija la historia de una bruja cualquiera y la relación de esta con su entorno físico y espiritual. La bruja poeta se mueve entre juegos temporales de Cronos, las olas espumosas de Yemayá, la oscuridad del Hades y las calles de la ciudad, entre lo visceral y lo sublime,lo físico y lo sensual. Encontramos aquí pedazos de las sombras, desde lo cotidiano hasta los deseos más íntimos y clandestinos.


Podemos concluir que Ana María es una bruja, no porque pueda convertirnos en sapos con un conjuro, sino porque cree firmemente en el poder de sus palabras, de la palabra misma, como bien lo demuestra en su libro de las sombras.
Iva Yates
+++++++++++++++++++++++



Quiero agradecer a todos los amigos, brujitas, escritores, poetas, editores, familia, sombras versantes, compañeros de trabajo, a Miguel y Pedro, por el apoyo y la celebración versante del sábado 10 de marzo. Fue un abrazo de amor, palabra y ternura, sigo muy emocionada y conmovida.
Un beso a todos
Ana María


Fotos cortesía de Yolanda Arroyo

6 comentarios:

Abdiel Echevarría dijo...

Te has ganado todo eso y más fiel amiga y solidaria combatiente de la palabra. Gracias por tus versos y tu amistad. La noche estuvo embrujada con las sombras que dibujaban los cuerpos como dijo Mairym, una luz que refulgía incesante, esa eras tú, hermana de la palabra. A Yolanda Arroyo, mis respetos por andar siempre armada de su cámara y por su labor de difusión cultural. Qué el brindis por la palabra no acabe. Agradecido con todos los amigos poetas que puede de ver esa noche y de los que aún continúo aprendiendo.

Frida, la gata maligna dijo...

Ay que nostalgia, que lindo ver a todos esos amigos. Que bien le queda el pelo a Amarilis, así cortito. Ay mira a Carlitos y a Magda y a Angelito...los echo de menos.

La Caribeña dijo...

Me alegro por todo, aunque no puede estar presente, pero ya veo que estuvo todo bien bonito.
Un abrazo.

Paulo dijo...

Es impresionante como tu cruzada de la poesía ha dado resultados.
Un beso Ana María.

Ana María Fuster dijo...

Abdiel eres un gran poeta y hermano, solidarizamos la amistad y el compromiso con las letras, sigue adelante siempre, yo estaré muy cerquita.
A Yolanda mil agradecimientos y besos, eres extraordinaria mujer.
Frida, como te dije, sí te echamos de menos muchote, cuando nos visites nos inventaremos una bohemiada... besos
Caribeña, gracias, claro que sí, apúntate para la próxima
Paulo, la intensidad de los sueños nos puede acariciar. otro abrazo

J. Colon-Bilbraut dijo...

Me alegro de que la velada para la presentación de tu libro haya sido todo un éxito. Según lo que se y lo que recojo de los demás te lo mereces. Espero sigas hechizandonos con verso. Esta pendiente que me autografíes mi copia... El día menos pensado me toca ir a radicar... A standing ovation for you dear!