martes, julio 04, 2017

Cáncer: primer amor



Cáncer: primer amor

“un niño azul para esa sombra”
–René Marqués

El niño se viste de luna y amaneceres
y, como cangrejo, persigue su sombra;
muy cerca la niña se hace lirio
y enrojece por primera vez
él también se sonroja,
sonrojados ambos,
no comprenden que el tiempo ha rotado.

La niña pinta un reloj de arena
y pisadas en su salitre,
siente que el mundo gira desde sus pechos,
así como los rizos del niño
le encaracolan nuevas sonrisas
también se le desenriza el deseo ya no tan niño.

Se miran y ríen
se extienden la mano,
acercan tímidos sus labios
sus dedos en punta recorren montañas;
son náufragos descubriendo la nueva ruta
fundidos en alas de gaviota
viajan galaxias en remolinos sin guerras
en estrellas, faro y gruta
y marcan el retorno a sus descubrimientos.

El niño se viste de ríos y mares
sueña despierto su árbol azul;
la niña, de mariposas, fresa y chocolate,
despierta en su manantial sábila rosada
y juntos pintan un arcoiris de abrazos
escriben sus primeros poemas de amor y de piel.

Llega la noche,
de nuevo el ritual
se ríen, se besan
se abrazan y acarician;
se abanican de sombras en remolinos cartográficos,
hasta quedarse dormidos
y en la mañana otro beso para volverse a soñar.

Ana María Fuster Lavin
El Eróscopo
Ed. Isla Negra 2010