martes, abril 24, 2018

Silencios de papel 22

silencios de papel 22 

estamos solos 
nos hemos abandonado
nos hurtaron, o nos dejamos hurtar:
hasta las pisadas más tímidas
nuestra voz antes de morir susurró su desahucio 
versante redentor soñado real
pero nadie escuchó al poeta,  
ni a nosotras él tú ellos, 
que las palabras flotan eternas
que son la música de las cosas perdidas  
o tal vez una sinfonía perdida y ciega  
sobre el olvido de una isla que clausuró 
sus puentes

queda recolectar cada silencio
volver a ser lo que debimos ser
antes de que el humo nos convierta en epitafio

anamaríafusterlavín

Ed. Aguadulce anuncia su próxima publicación e inicia colección de poesía para jóvenes


“Con permiso, ¿ya les dijimos que este libro de Ana María Fuster Lavín sale muy pronto, y que con él inauguramos la Biblioteca Manantial, nuestra colección de poesía para jóvenes de 13 a 113 años? Pues eso. Estamos contentísimos en Ediciones Aguadulce. Es un libro precioso.”

ESTACIÓN BAJO LA LLUVIA

puente de pétalos
maullidos susurros
zigzag recuento de vidas
un corazón se pierde
bajo la sombra de una voz perdida
y tan solo una mirada fue raíz

¿acaso morimos a falta de espejos?

lápidas a la orilla del camino
un gato huye de sombras
he muerto de pisadas versos
al otro lado de la lluvia

¿estarán allí los latidos de la palabra?

amanece la flor
quizá la esperanza no ha muerto
y sigo viva

Ana María Fuster Lavín
Última estación, Necrópolis
(Ed. Aguadulce, 2018, págs. 68-69)

Desde 2014, regresa en 2008 Necrópolis en su tercera edición, o una renovada versión de estos poemas de amor, resistencia, locura y muerte que es un renacer de pasiones, luchas y esperanza en Última estación, Necrópolis  de la mano y profesionalismo de Ed. Aguadulce de la bibliotecaria, editora y escritora Cindy Jiménez. Necrópolis, que originalmente fue una edición limitada artesanal cosida por la autora y el escritor y traductor David Caleb Acevedo, ahora sale en una hermosa publicación dirigida al público preadolescente, adolescente y adulto.  Porque se versa en códigos sobre los temas universales que nos tocan desde esas edades, acerca de todas las posibilidades de amar, de construir y sobrevivir en la ciudad, sobre la muerte que es también el inicio de nuevas etapas de la vida y del desarrollo humano. Conserva la mayoría de los poemas originales, pero incluye casi una decena de poemas que no se encontraban en la versión original

Además, esta nueva edición incluye con un extraordinario prólogo de Eïrïc Rïchter Durändal StormCrow (David Caleb Acevedo)  escrito en 2016, quien explica

“En este hermoso poemario, la poeta nos presenta la muerte como una comunión de almas: las vivas con las vivas, las muertas con las muertas, y todas entre sí. Me recuerda la potente novela The Graveyard Book, de Neil Gaiman, en la que ocurre la Danza Macabra, un baile de gala en la plaza del pueblo en el que los muertos bailan con los vivos, al final del cual, solo los muertos recuerdan lo sucedido. Así mismo es el vuelo poético al que se somete quien lee este poemario.

Los cementerios hablan de épocas que terminan («¿Seré aquella sombra / sin cuerpo que va pasando?», del poema «Eutanasia»). El abandono de las pisadas sugiere caminos que se terminan. El hecho de que escriba esto hoy, bajo la sombra que me proyecta la muerte de uno de mis cantantes favoritos, cobra mayor importancia. Recuerdo que esto mismo sentí cuando murió una de mis escritoras favoritas, Diana Wynne Jones. Los caminos que se interrumpen en un cementerio, a menudo para siempre, es lo que forman el luto. Pero este luto trasciende los personalismos, puesto que el poemario sugiere que el luto es ancestral y comunal, y el silencio es compartido por todos y todas. Asimismo, en el cementerio no hace falta la esperanza, y por eso se marchita. Después de todo, siguiendo el mito de Pandora, la esperanza es un vicio, un mal, una distracción que se quedó atrapada en la caja. Y qué bueno que haya sido así.” (págs. 10-11)


MALABARISMO PSICÓTICO PARA LA URBANA


cuando se lee poco se dispara mucho
René Pérez, Calle 13


Ser pájaro y pincel
de rabia en mano:
se dispara una bala,
es la danza de los insomnios
hasta girar
ensordecidos en el hambre de sombras
morfinados hasta el vértigo
como disparar y versar
el sexo de las calles.

Y girar otra vez.

Subo y bajo
las manos se pierden en la ciudad
de opio tornasol
puta sicodelia de ritmos y bocinas
resucitada frente al semáforo
aplaudo y río
tiro los platos al aire
quizás, otra bala.

Y girar otra vez.

Regreso a la sangre cargada de sueños
es más fácil morir que escribir
donde mueren las jaulas
tal vez, un balazo para otra muerte
y le toco la clave a mi amante
somos libres ante el capricho de las verdades
y retorno al malabar de la palabra
al ritual de la urbana
que ya muero
para dejar de escribir y girar.

Ana María Fuster Lavín  (págs. 52-53)

Vota por este blog Silencios de papel en https://www.tuvotacion.com/entretenimiento--cultura-de-los-puerto-rico-blog-awards-201



lunes, abril 23, 2018

domingo, abril 22, 2018

Taller de teoría de la poesía

Este jueves 26 de abril en la URR-Humacao
Taller de teoría de la poesía
a cargo de la profesora y escritora
Marieli Calderón


Vota por Silencios de papel en
https://www.tuvotacion.com/entretenimiento--cultura-de-los-puerto-rico-blog-awards-201

este martes 24 de abril Leonardo Padura: Conversatorio en el Conservatorio

CulturArte de Puerto Rico presenta al renombrado novelista, ensayista, guionista de cine y periodista cubano, Leonardo Padura, el martes, 24 de abril de 2018, a las 7:30 PM en la Sala Jesús María Sanromá del Teatro Bertita y Guillermo L. Martínez del Conservatorio de Música de Puerto Rico. La ocasión servirá como marco para el lanzamiento en Puerto Rico de la más reciente obra de Padura sobre el emblemático inspector Mario Conde, titulada “La transparencia del tiempo”, que se ha posicionado en los primeros lugares de venta en España, Argentina, Colombia y Uruguay.



Vota por este blog Silencios de Papel en https://www.tuvotacion.com/entretenimiento--cultura-de-los-puerto-rico-blog-awards-201

este jueves 26 de abril El libro de los conjuros: Manifiesto azul

Este jueves se presenta el nuevo poemario 
de la poeta puertorriqueña
 Irizelma Robles,
 El libro de los conjuros




Vota por este blog Silencios de Papel en https://www.tuvotacion.com/entretenimiento--cultura-de-los-puerto-rico-blog-awards-201

Apoya y dale tu voto a Silencios de papel

Les pido un voto por mi blog literario! Para seguir creciendo y promover la literatura caribeña y la gestón cultural
Vota en
https://www.tuvotacion.com/entretenimiento--cultura-de-los-puerto-rico-blog-awards-201

viernes, abril 20, 2018

Árbol la nueva entrega poética de Carlos Roberto Gómez Beras


un poema en 33 preguntas para las raíces de la vida

Árbol la nueva entrega poética de Carlos Roberto Gómez Beras


Revista Cruce 
(UMET)
Abril 2018

Por
Ana María Fuster Lavín
Escritora puertorriqueña


“La muerte es sólo un instante.
La vida siempre se desborda.”
Carlos Roberto Gómez Beras
(Epílogo, pág. 79)


Reflexivo, autorreferencial, misterioso y espiritual como ese mapa al corazón del hombre identificamos la nueva colección del poeta Carlos Roberto Gómez Beras. En este poemario minimalista, orgánico e intimista se pregunta el autor, y nos pregunta, ¿Quién nos acaricia el alma sin
tocar el cuerpo? (XVIII, pág. 47), ¿Qué sed se sacia en el pozo de tus lágrimas? (XXIII). El yo, el otro o ese universo personal de la búsqueda y el entendimiento; o las raíces de la vida, el amor o la muerte, pero, en ambas interrogantes es siempre la poesía. Reflexiones líricas, interrogantes metafísicas, respuestas que solo nos brinda la comunión con el corazón, la humanidad y la palabra es la nueva propuesta literaria de este editor, profesor universitario y escritor nacido República Dominicana, 1959, pero cómo él mismo afirma “(re)nació e
n Puerto Rico”, 1964.

Árbol (Ed. Isla Negra, 2017) está compuesto de 35 poemas, 33 preguntas y un glosario de afectos. Nos versa sobre quién es, también acerca del camino, el universo, como elementos o sentimientos que bien podrían ser universales, sin embargo, siempre presente su autenticidad creativa del Carlos Roberto de carne y alma como padre, como hijo, como amante, como amigo, poeta. El hombre que ese ese árbol, que es el árbol de la vida, o la vida misma. Así sus versos como ramas de un árbol, se han desnudado hoja a hoja de artificios, de recursos innecesarios. Así nos avisa, o más bien seduce la propia contraportada del poemario en una nota editorial:

“Como le silencio desnudo del árbol en invierno, la poesía aspira a decir sin los accesorios del lenguaje. Si no es posible romper la tiranía del signo, intentemos llegar al cielo en una escalera de un solo peldaños o abrazar el abismo de un solo gesto […]”

Estos elementos constantes en toda su obra; sin embargo la estructura es más breve sin llegar al haikú, son breves poemas humanos y espirituales que contrastan en extensión y estructura con sus otros poemarios La paloma de la plusvalía: Y otrospoemas para empedernidos, 1990-1992 (Ed. Isla Negra, 1996) o Mapa al corazón del hombre (Ed. Isla Negra, 2012), entre otros. Sobre esta relación entre la estructura y poética de Árbolcomenta la narradora y ensayista dominicana Ibeth Rivera:

La brevedad en este libro va más allá de la captura de un instante. La voz poética la plantea como la posibilidad de que en ella caben la vida y la muerte, la raíz y la elevación del espíritu humano, la calma y la furia. Una constante exposición del alma a los extremos contrastes del bien y el mal. Esa itinerancia ética que solo es posible en el entendimiento humano:Después de cantarle al cuerpo /la espada, húmeda, regresa a su funda. /¿O es el poeta que vuelve al silencio?” [poema V, pág. 21].

Y es que ya comentó en una ocasión el escritor Víctor Hugo: “La poesía es el eco de la melodía del universo en el corazón de los humanos”. A ese verso que se ofrece en cada suspiro, como cada hoja de este árbol es palabra y cuerpo. Esta sonata nos invita a cobijarnos bajo la sombra del poema y ayudar al propio poeta Gómez Beras a versar las respuestas a cada pregunta o sencillamente sentir la melodía de lo que “la poesía dice cuando calla” (poema XXIV, pág. 59): los sueños y la vigilia, la vida y la muerte, la cotidianidad y el universo, la ilusión y lo corpóreo, el deseo y la razón…

A pesar de esta brevedad y madurez de Árbol, y la pureza en trabajo del lenguaje de este poemario, se siente la continuidad de su obra anterior y de los poetas fundamentales para Carlos Roberto, como las raíces y el tronco, como la savia y el camino trazado. Recientemente en una presentación de este libro, el estudiante doctoral en el Centro de Estudios Avanzados de Puerto Rico y el Caribe, y profesor, Lino Berberena Vázquez comentó acertadamente:

“Anteriormente, en los poemarios Mapa al corazón del hombre y Errata de fe, el autor había dedicado apartados completos a poemas que hacen homenaje a la síntesis; “Pequeños cantos de Yemayá” y “Ocho estudios incompletos”, respectivamente, pero en toda su obra, no existía un libro completamente dedicado a ella. […]
En mis investigaciones sobre la poesía de Gómez Beras, he llegado a la conclusión de que ésta es autorreferencial y poema tras poema siempre regresa a sí misma. Por tal razón, no debería sorprendernos que encontremos fragmentos de libros anteriores en el siguiente libro y que la idea que comenzó en un poema, la termine muchos versos después en otro poema. En cuanto a las intertextualidades e intratextualidades deseamos presentar dos ejemplos; el primero lo es el poema “VII” (Árbol): “Luego de mojar mis pies en su tristeza/ el río y yo nunca fuimos los mismos. / ¿Cómo no ahogarnos en el deseo?” (Gómez 25). En este poema se observan dos intertextualidades, la primera con Julia de Burgos y la segunda con Pablo Neruda.”


Sea Julia de Burgos, o Pablo Neruda, sean poetas colegas, sea una conversación fortuita con poetas leídos o escuchados, una constante en su obra es la presencia de su madre, también poeta, Miriam Beras, quien lo lleva hacia la poesía. Veamos en el poema XIV, pág. 39: “En el centro del bosque callado / una piedra abre una sílaba en el estanque. / ¿Es mi madre muerta quien me llama?”. Buscar, sentir, preguntar, responder, escribir… tan sencillo y tan hermético como esto.  Igual comenta el narrador dominicano, en una misiva sobre este poemario:
En una entrevista que le hiciera el destacado periodista cultural Mario Alegre Barrios, responde el editor por más de 25 años de Isla Negra Editores sobre este oficio de poeta: “La poesía siempre es búsqueda, siempre es intento… nunca es logro, nunca es conquista. Siempre es el deseo de decir algo. Cuando lo digo ya no es poesía, ya es otra cosa, poema en todo caso. ¿Y qué hay entre el intento y el logro? Un paréntesis, el silencio" Carlos Roberto Gómez Beras.
“¿Hay cárcel más abierta que el poema?” Y es que el poeta un dios, ante dios, o tan solo un hombre que siente, que padece o teme, que crece como padre, hijo y amante creador de versos, trinidad del árbol que al fin de cuentas crece de él mismo brotando este poemario como fruto de su mente y cuerpo, más allá de la vida y la muerte.
Así los invitamos a leer y escuchar este árbol de poemas, a encontrar el racimo de respuestas, antes de salvarse o naufragar de versos en su próximo poemario (qué por ahí va su título. Deleitarse con cada hoja del tronco que nos brinda Carlos Roberto en esta entrega. “¿Es un final, un comienzo o un paréntesis?” (pág. 49).  Que nadie calle la voz del poeta, siquiera la pregunta más difícil, porque la respuesta siempre será eso que la poesía nos susurra en el silencio.


Bibliografía

Mario Alegre Barrios, Carlos Roberto Gómez Beras: en pos del silencio, Esto es el Agua, 13 de abril de 2016, enhttp://marioalegreb.wixsite.com/estoeselaguaold/single-post/2016/04/13/Carlos-Roberto-G%C3%B3mez-Beras-en-pos-del-silencio
Lino Berberena Vázquez, Palabras de presentación de Árbol, en la UPR-Humacao, inédito.
Carlos Roberto Gómez Beras, Árbol, San Juan/Santo Domingo, Ed. Isla Negra, 2017.
Ibeth Guzman, Árbol, en Crítica de libros, Listín Diario, 29 de septiembre de 2017, enlistindiario.com/ventana/2017/09/29/484495/árbol


lunes, abril 16, 2018

Nuevo videoprograma literario en Puerto Rico... Enroscando La Tuerca

Enroscando La Tuerca es el nuevo proyecto literario de la junta editorial compuesta por los escritores Max Chárriez, H Roberto Llanos y Julio García.

Se trata de vídeo documentales literarios. Se transmitirán nuevos capítulos los días 15 y 30 de cada mes... Una labor creativa admirable en estos tiempos de crisis. Y es que vivimos en un momento histórico en el que publicar puede ser una locura, un acto heróico... también es una necesidad de hacer camino? Patria, resistencia, futuro...
En este primer episodio entrevistan a la escritora Mónica Lladó Ortega en la Librería Mágica de Río Piedras.

Felicitamos a los tres por esta propuesta cultural y esperamos ya el próximo capítulo en youtube https://www.youtube.com/user/mcharriez2

Llega Alexéi Tellerías con su 3er poemario: Desayuno de tachuelas

Silencios de papel se enorgullece de anunciar la nueva publicación del escritor y performero dominicano Alexéi Tellerías Díaz

"Si aún no han desayunado... coman tachuelas! Anunciando el lanzamiento de mi tercer poemario (segundo individual y cuarta publicación overall) #desayunodetachuelas que verá la luz durante la XXI Feria Internacional del Libro Santo Domingo 2018 vía Amargord Ediciones. Prepárense para sorprenderse!... o no. #poesia #autordominicano #literaturadominicana #alexeitd #dominicanwriter #filsd2018 #poetizacion #siesculturaesconmigo"


Ostracismo
(A propósito del centenario de Julia de Burgos)

Wake up Jane Doe.
Te quedaste dormida en la 5ta Avenida con 106.
Aletargada,
no te fijaste que tu aura se sumió en lo anónimo,
tan distante de tu trópico
y tu Río Grande de Loíza.
Desnuda tu halo que llegaron tus quince minutos de spotlight.
Llegan a desempolvar tu esplendor por tiempo limitado
(tal vez por el módico precio de 99.99)
tomarte prestada del olvido.
Derramarán antes unas tempranas lágrimas de cocodrilo,
condenando a las Antillas de conciliar desamparos
y constituirse itselves en diálogos de espaldas.
(Pierde cuidado, no van a extenderse.
El tiempo no alcanza para melancolías)
Ahora sí,
empecemos.
No eres Jane, te llamas Julia.
Julia de Burgos.
Tu voz fue retumbe de la candela caribeña.
Supiste ser tu propio sendero en tiempos de salitre,
sal
e himnos sangrientos a la opresión.
Hoy amanecen tus cien años y te retornarán a Santa Cruz
cargada sobre hombros de fuego fatuo.
Nubes lloverán ron sobre tu historia, perfumando tu existencia.
Habrá quien sueñe con bautizarte nueva madre de la Patria
en el parnaso borincano,
a la siniestra de Lolita Lebrón.
Poco importan las telarañas que te adornaban.
¿Quién va a reflexionar entre tanta alegría sintética?
Ahora tu mirada triste eternizada
preside todos los altares.
No se olvide la monoestrellada a la diestra
con el triangulito azul celeste…
la Alcaldesa amará este detalle.
Levántate Julia,
mírate las manos de agua,
antes que los hipsters resientan lo mainstream que te has convertido
y reclamen conocerte antes de que fueras cool.
Ven,
te será simpático el ruido de tu nombre
–el mismo que te fue negado en la muerte-
en tantas bocas.
Levántate a observar cómo te hacen guardia en tu esquina de Harlem,
cómo te desnudan para vestirte de finos versos
hilados por los más selectos poetas de tu Borinquen natal.
No faltará quien llame a Dios para que venga a verlo todo desde tu
espalda.
Antes que anochezca el año, te esconderán en el ático.
Resplandecerás por última vez gracias al paño con pasta.
Darán una última mirada, apagarán la luz y cerrarán la puerta.
Podría ser peor.
Ya estarás acostumbrada a la soledad.
Volverán entonces a celebrarte las ratas y los gusanos.
Sabes al menos que sus honras son sinceras.

Alexéi Tellerías

Silencios de papel repudia la destrucción del patrimonio cultural puertorriqueño


Tristeza y luto en el mundo literario puertorriqueño

Muere editor caribeño  Elizardo Martínez

Silencios de papel se une a la tristeza por la muerte del amigo editor y librero caribeño Elizardo Martínez, editor y fundador de Ediciones Callejón... un gran ser humano... nos deja un generoso legado literario y cultural en Puerto Rico, además de hermosos momentos de tertulias y calor humano.. en la inmensa pena le brindamos nuestras condolencias y abrazos solidarios a familiares y amigos

Copiamos este sentido poema del escritor puertorriqueño Alberto Martínez Márquez

PARA UN EPITAFIO ESCRITO CON VIENTO EN EL DORSO DE UNA HOJA QUE SE ALEJA EN EL CREPUSCULO
(en memoria de Elizardo Martínez)

por Alberto Martínez-Márquez

en la pupila
del ave inerte
que yace sobre
la trémula hierba
se forja un mapa
de obstinada memoria

la palabra
vuelve a comenzar

Alberto Martínez-Márquez

16 de abril de 2018


http://www.noticel.com/vida/se-apagan-las-luces-en-el-callejn/730268324

( Sent from NotiCel )


domingo, abril 15, 2018

Presentación del Libro Detrás del Micrófono de Zamaris Rodríguez


Teófilo Torres es El Maestro 2 en el Centro de Bellas Artes


dos poemas de Fuster Lavín en Letralia, Tierra de Letras, Caracas, Venezuela

Dos poemas

Ana María Fuster comenta sobre el gótico en cápsulas literarias de Lynette Mabel Pérez

Mini cápsula literaria:
Conociendo a nuestros autores


Lynette Mabel Pérez: ¿Cómo nació tu interés por el gótico?

Ana Maria Fuster Lavin: "¿Porqué lo gótico? Me apasionan otros géneros o estilos también, de casi todo tipo… Empleo en especial la atmósfera gótica, porque es mi forma de sentir el munto interior de los personajes, la acción a través de sus pensamientos, dolores, deseos de escapar, de fluir, de sobrevivir… He trabajado otros estilos, aunque creo que este es el que más me carateriza.
El género gótico me ayuda a expresar y desnudar quiénes somos realmente más allá del maquillaje, del carnaval social, de la pose intelectual. También ayuda a denunciar, desde el dolor o la voz de la persona abusada, incomprendida, marginada o, en ocasiones, del propio victimario cuando es víctima de un plan mayor. El gótico lo veo como la unión de uno ante lo otro, el afuera y adentro de nosotros, de la narrativa como lo real y tangible y la poesía como la emoción; por eso catalogo la narrativa gótica como un drama sicológico. Estos ambientes nocturnos, nos llevan a nuestra esencia, a quiénes somos, cuando estamos solos en la noche, en los sueños o en el insomnio y meditamos. A mí me ayuda a denunciar el sometimiento al que ha estado subyugada la mujer a través de los siglos, las miserias del pobre, del hijo no deseado y otros tantos.

Digamos que fui una niña muy tímida y fantasiosa, y con una obsesión por leer. Mis abuelos, de adolescentes, lo perdieron todo y casi hasta la vida durante la Guerra Civil Española, fueron autodidactas y para ellos la salvación o supervivencia a la dictadura era fajarse a trabajar, pero también el arte, el arte como salvación del espíritu y de la paz propia y del círculo familiar. Allí, en España, de pequeña, pasaba todos los veranos con ellos y retomaba algunos libros, desde pequeña me marcó el Retrato de Dorian Gray de Oscar Wilde, lo leía una y otra vez desde los 9 años; también una versión gráfica de Frankestein de Mary Shelley que luego leí entero. Drácula de Bramstoker y su belleza de sentimientos entre diarios y cartas, Cumbres borrascosas y Jane Eyre de las hermanas Bronte y un tomo completo de los cuentos de los hermanos Grimm en sus versiones originales, que son bastante terroríficos. Estas lecturas y otras aquí en Puerto Rico que me robaba de la habitación de mis hermanos mayores y las historias de mi padre que es siquiatra. En secundaria también me apasionaron obras de teatro como los Soles Truncos y un Nino azul para esa sombra de René Marqués que para mí ambas son totalmente góticas, y hasta muchos personajes del real maravilloso del Gabo. Y Poe, siempre Poe, su Caída de la casa Usher. Me mataban de niña las adaptaciones cinematográficas de los cuentos de Poe con Vincent Price y las películas de vampiros y su teatralidad, pura pasión… El cine siempre ha sido muy importante para mí. Ya en la universidad, descubrí a Alexandra Pizarnik con quien llevo el romance más longevo; cómo ella transmite todo su depresivo y brillante mundo interior, en su poesía, diarios y hasta en su versión de la Condesa Sangrienta. Sencillamente wao. Stephen King también me marcó, en especial sus primeras novelas y las escritas en la primera mitad de los años noventa; su uso de los niños y adolescentes, sus poderes, y sus escritores atormentados o perseguidos. Y por supuesto, Horacio Quiroga y su Almohadón de Plumas y otros cuentos de Amor Locura y Muerte. Más reciente también autoras actuales como Marta Aponte y sus Vampiresas o Sexto sueño. También leo libros de sicología, antropología, historia del canibalismo, de asesinos en serie. De libros leídos hace menos tiempo, también me marcó el Ensayo sobre la ceguera de Saramago, en un momento muy complicado de mi vida, que aunque alguien le parezca raro que lo mencione como influencia gótica, para mí lo es, por el terror de la oscuridad y la ceguera del alma, de la sociedad que termina siendo física, quedarse verdaderamente ciegos, uso de forma sutil. En mi última novela Mariposas negras, presento unos personajes llamados los Sin Ojos, que tienen que ver con esa ceguera de lo que no podemos entender o a los seres que no queremos reconocer, esas verdades antipáticas, de eso se trata también la literatura gótica. Las lecturas lo son todo, claro, junto a nuestras experiencias de vida."

sábado, abril 07, 2018

Mariposas negras inspira a estudiantes a crear blog sobre el abuso de menores en puerto rico

Silencios de papel agradece y aplaude a los estudiantes universitarios Stephanie Rivera Vélez, Jennifer Contreras, Iveliz Calderón, Luis Cordero, Yamil Roque por la iniciativa de crear  un necesario blog sobre leyes, estadísticas, prevención y otros temas para denunciar el abuso de menores en Puerto Rico.

La escritora de la novela Mariposas negras se siente agradecida y conmovida, pues trabajó durante más de cinco años escribiendo y editando para darle voz a tantos adolescentes víctimas de abuso sexual, maltrato, bullying y de intolerancia por identidad sexual.  En especial, agradece al profesor Dr. Ricardo Rodríguez Santos, por su entrega, excelencia y profesionalismo, por hacer la diferencia e
inspirar a sus estudiantes a través de la literatura puertorriqueña actual.


Citamos una de las entradas del blog al que pueden acceder a través de http://mariposasnegras-spa.blogspot.com/

"Mariposas Negras
Tuesday, March 20, 2018

Introducción

 "Este blog fue creado como parte de un proyecto evaluativo  del curso: Español 215: Redacción Avanzada, dado en el la Escuela de Estudios Profesionales del Programa Ahora de la Universidad Metropolitana, el cual fue instruido por el Dr. Ricardo Rodríguez Santos. 

Según el prontuario presentado por el Dr. Rodríguez, el objetivo del curso es: "Profundizar en el desarrollo de las competencias lingüísticas a través del conocimiento y dominio del proceso de la escritura; mediante la exposición y el debate del taller de lectura y redacción."
Compuesto por los estudiantes: Stephanie Rivera, Jennifer Contreras, Iveliz Calderón, Yamil Roque y Luis Cordero. El objetivo del mismo es explicar más a fondo lo que es el perfil psicológico de los menores abusados sexualmente, enfocados en las consecuencias emocionales, utilizando como guía las preguntas: ¿Qué tan grave es el problema del abuso sexual en los niños? y ¿Cuál es el perfil psicológico del abusado? Esto se expondrá mediante el uso de estudios y artículos investigativos realizados por expertos. Al igual, se estará proveyendo las estadísticas más recientes que se pudieron extraer de la web sobre el abuso sexual a menores en Puerto Rico.

Este tema de investigación fue extraído en base a la lectura de la novela "Mariposas negras" (¨[ed. Isla Negra,] 2016), escrito por Ana María Fuster Lavín, en la cual Fuster nos expone a confrontar un tema difícil que toca a muchos niños y adolescentes hoy en día, el cual es, El abuso sexual a menores, mediante las vivencias de su personaje Mariana."



La novela está a la venta en librerías de Puerto Rico. En mayo 2018 sale la segunda edición de Mariposas negras (ed. Isla Negra) de Ana María Fuster Lavín.





viernes, abril 06, 2018

recomendación del mes: los poemarios Mala luz y Alumbre

Dos poetas puertorriqueñas, muy distintas en estilo literario de forma y estilo, pero ambas de indiscutible calidad, profundas, intensas y de brillantes versos, son las escritoras Kattia Chico e Irizelma Robles, por lo que no nos debería sorprender que ambos poemarios (publicados por la Ed. del Instituto de Cultura, ediciones impecables ideadas por Angel Antonio Ruiz y que también cuentan con el trabajo de Carmen Marín) sean extraordinarios. 
Digo, no deberían sorprender porque uno espera lo mejor de ambas poetas, pero como la buena poesía en efecto, siempre nos debe sorprender, inquiertar e iluminar, tocarnos la carne y el espíritu querencial del lector.


Desde la intensidad orgánica, disciplinada, autorreflexiva y visceral, de profundo análisis sicosocial desde el yo a lo colectivo urbano, a las relaciones interpersonales, tenemos Mala Luz, considerada una de las mejores poetas de la literatura hispanoamericana de la generación del ochenta: Kattia Chico.


Poeta incansable, maternal, desde la sutileza hasta el estruendo, antora de poemarios como De pez idaIslas Mujeres, Irizelma Robles posee un dominio del lenguaje de energía y ternura, como un camino crítico y reflexivo que a fuerza de imágenes instantáneas nos cautiva una y otra vez.



 en tiempos de crisis la poesía nos alimenta el espíritu, nos recarga para vernos autoevaluarnos y no quedarnos  quietos
ambos poemarios los catalogo como sobresalientes y puedes conseguirlos en librerías de Puerto Rico

por Ana María Fuster Lavín
escritora puertorriqueña
para Silencios de Papel

jueves, abril 05, 2018

nueva antología de microcuentos Pecados y otras fechorías


De perversiones, crueldades irreverentes
y risas morbosas en la nueva antología:
Pecados y otras fechorías (ed. de autor, 2018)




“Seven deadly sins,
seven ways to win,
seven holy paths to hell,
and your trip begins”
Adrian Smith
y Bruce Dickinson




Dijo en una ocasión el teólogo italiano Tomás de Aquino, al que los católicos llaman santo: “Un vicio capital es aquel que tiene un fin excesivamente deseable, de manera tal que, en su deseo, un hombre comete muchos pecados, todos los cuales se dice son originados en aquel vicio como su fuente principal. […] Los pecados o vicios capitales son aquellos a los que la naturaleza humana está principalmente inclinada”. De aquí, que sea una inclinación acertada del mundo literario escribir sobre ese lado llamado oscuro y natural del ser humano, puesto que el ser más pacífico encierra un pequeño perverso en su espíritu. Con esta reseña, además de invitarlos a leer, les presentamos una muestra de los textos más breves de cada autor del libro.

Aquella frase era lo único que había deseado escuchar de la boca de ella. Caer al pavimento desde aquel séptimo piso no fue lo suficiente para borrar su sonrisa.
Te amo, Nomar Niko Borrero

La tradición cristiana, además, nos plantea que son siete los pecados capitales (soberbia lujuria, gula, avaricia, envidia, ira y pereza) que nos llevan a cometer todo tipo de fechorías, aberraciones, atentados a lo social y religiosamente aceptado. Así, esta colección de brevísimos cuentos que se organizan en la antología, además de las siete secciones dedicadas a cada infracción de la moral (o del propio código penal), nos obsequia otros capítulos con títulos tan escandalosos como pérfidos: “Castraciones y otros placeres sexuales”, “Asesinatos y otras muertes naturales”, y “Juegos perversos, herejías y otras cosas divertidas”.

Sentía un hambre voraz cada vez que la veía, no pudo aguantar más y la mató. La cortó en pedazos y se la comió completa. Unos días después salió de paseo y, al ver a la vendedora de flores, se le despertó de nuevo el apetito.
Ganas de comer, Karielie Trinidad


Si cuando miras no me ves, no esperes encontrarme cuando me busques. //
Al finalizar el siglo XX se descubrió que, efectivamente, en el mundo de los albañiles solo hay espacio para los hombres. Todas las mujeres coinciden en que prefieren estudiar y ser arquitectas.
Declaración de amor y Machismo, Gael Solano

Es acertado el uso del microcuento o minicuento en esta colección, unos textos más sorprendentes y mejor trabajos que otros, pero todos conservan las expectativas del género: la síntesis, sin abundar en detalles ni descripciones, una sola situación inicial que cambia de repente, dando un giro sorpresivo e inesperado, normalmente pocos personajes o solo uno, muchas veces en primera persona. Así, estos autores recurren a la economía de palabras, no exentas de buen trabajo narrativo, para provocarnos el espanto o la carcajada. Además de aparentar ser una colección de amigos-escritores, divirtiéndose creativamente (aunque sea con malvadas ironías o morbosas situaciones) después de nuestras largas noches sin luz después del huracán, o bien juntos o desde un chat por Whatsapp. Y es que escribir y leer nos salvan hasta de nosotros mismos y nuestras sombras.

Decidió tomar la justicia en sus manos. Al ejecutar al criminal, se dio cuenta del grave error que cometió. La muerte era una sentencia liviana. En vez de entregarse, decidió no repetirlo en la próxima ocasión.
Vigilante, Eugenio R.D. Gil de la Madrid


En su tiempo libre mataba niños, el resto del tiempo era una niñera ejemplar.
Su colección favorita, Marimar Méndez Echevarría

Son esos también llamados los siete “vicios mortales” del cristianismo los que, si no rompemos de vez en cuanto, en mayor o menor proporción, atentamos a la creatividad misma sin límites, sin prejuicios, sin anhelos. Esto lo tienen claro los autores convocados en esta publicación: presentado el pasado “sábado de gloria” en Libros Ac, a casa llena y con la escritora Awilda Cáez como moderadora.

Decidió no invertir en darle cariño a su sobrina para no tener que comprarle regalos o dejarle herencia. Ella también ahorró bastante cuando escogió el asilo.
El amor perdido, Iris A. Medina.

Estas pinceladas o celajes de fantasía, humor negro, realismo sucio, horror, burla, crueldad, crítica sociopolítica de decapitaciones, sexo, perversiones, herejías, todo lo que puedas imaginar en menos de una página cada uno. Los autores de esta antología son: Nomar Nikko Borrero, Karielie Trinidad, Marimar Méndez, Eugenio Gil de la Madrid, Iris A. Medina, Pabsi Livmar (ganadora del X Premio de Literatura Infantil El Barco de Vapor de la Fundación SM con la novela juvenil El visitante de las estrellas) y quien convocó este encuentro de “pecadores” apalabrados, Gael Solano (novelista  y director del programa escolar del Festival de la Palabra). Cada uno con su estilo particular en cuanto a la atmósfera, la estructura y estilo, bien te harán reír desde la irreverencia, meditar, sentir empatía, o te provocarán pesadillas.

He perdido la cuenta de los días. Queríamos huir de Trujillo y nos topamos con otro mal. Gimena no para de sangrar. Debe ser el estrés. Igual le ocurrió la primera vez que nos cruzamos: el amor a primera vista la llevó a derramarse en coágulos.
Se pone una mano sobre el vientre. No se queja, aunque los cólicos y retortijones le hagan perder el mundo de vista. Debe ser la costumbre. Pongo una mano sobre la suya. Dicen que el calor ayuda.
—Tengo frío. Saca agua.
Aunque ya me he manchado la ropa y la piel, se me revuelca el estómago cuando agarro el primer buche. Un pequeño coágulo se balancea entre mis dedos.
Tiro el agua por la borda lo más rápido que puedo.
Cuando solo queda una leve capa al fondo, me limpio en el mar y miro hacia la distancia. Reconfirmo que el horizonte nunca llega.
Ovarios poliquísticos, Pabsi Livmar


El próximo encuentro con estos siete pecadores es este fin de semana en el Festival de la Palabra, el domingo a las 5:00 p.m. en la YWCA (Ave. Ponce de León al lado del Conservatorio de Música, carpa de presentaciones). Además, te invitamos a leer (y comprar la antología), Pecados y otras fechorías, publicación que ya está para la venta en Libros Ac, el domingo lo estará en la presentación y desde el lunes, en otras librerías.

escrito por Ana María Fuster Lavín
escritora puertorriqueña
para Silencios de Papel