martes, septiembre 12, 2017

Novedades literarias de Ana María Fuster Lavín



 
Pronto a la venta los poemarios:
 
 
 
 
 
Última estación:
Necrópolis
 
 
---y ---
Silencios:
botellas al mar
 
 

Reediciones aniversario (más de una década de publicados, novela cuentada, poesía, relatos),  tendrán nuevas portadas
y  prólogos a cargo de Alberto Martínez Márquez, Doris Lugo y Melvin Rodríguez…
 
Réquiem


------
 
El libro de las sombras
------
 
Bocetos de una ciudad silente
 

 
 
2da edición corregida por Carmen Zeta y la autora de la novela
 
Mariposas negras
 


 
Y próximo poemario terminado por publicar 2018
 
Al otro lado, el puente
 
 
Gracias a todos por el apoyo, en especial a las editoriales: Isla Negra (Carlos Roberto Gómez), Aguadulce (Cindy Jiménez) y Palabra Pórtico (Marioantonio Rosa).
 
Anunciamos que hay ejemplares de Verdades caprichosas ($5)
 
escribiendo a fusterlavin@gmail.com
 


Ana María Fuster Lavín (San Juan,1967). Es escritora, editora, correctora, redactora de textos escolares y columnista de prensa cultural. Sus textos han sido publicados en periódicos, y en diversas revistas y publicaciones de Puerto Rico, Cuba, República Dominicana, México, Uruguay, España, Argentina, Suecia, Francia e Italia. Ha obtenido diversos premios en ensayo, cuento y poesía.  Sus escritos han sido publicados y traducidos al inglés, portugués e italiano (como en la antología Scommetto che madonna usa i Tampax). Fue invitada especial por Syracuse University, para dar un recital bilingüe y publicado en su revista Corresponding Voices. Además, fue coeditora junto a Uberto Stabile de (Per)versiones desde el paraíso, antología de poesía puertorriqueña de entresiglos (Rev. Aullido, España, 2005). También fue incluida en la antología En el ojo del huracán, Nueva antología de narradores puertorriqueños (Ed. Norma,  2011), poeta invitada  por el colectivo El Arañazo con la plaquette La Malabarista Insomne a la antología de autores dominicanos Palabras que sangran (2012).Verdades caprichosas (First Book Pub., 2002), cuentos, premio del Instituto de Literatura Puertorriqueña. Réquiem (Ed. Isla Negra, 2005), novela cuentada, premio del PEN Club de Puerto Rico. El libro de las sombras (Ed. Isla Negra, 2006), poemario, premio del Instituto de Literatura Puertorriqueña. Leyendas de misterio (Ed. Alfaguara infantil, 2006), cuentos infantiles. Bocetos de una ciudad silente (Ed. Isla Negra, 2007), cuentos; El cuerpo del delito (Ed. Diosa Blanca, 2009), El Eróscopo: daños colaterales de la poesía (Ed. Isla Negra, 2010) y Tras la sombra de la Luna (Ed. Casa de los Poetas, 2011), poemarios; (In)somnio (Ed. Isla Negra, 2012), novela; Carnaval de sangre (Ed. EDP University, 2015); microcuentos, y la novela Mariposas Negras (Ed. Isla Negra, 2016).

 

 

jueves, agosto 31, 2017

Última estación Ana María Fuster Lavín


Última estación

 
sin respirar siquiera para que nada turbe mi muerte
Xavier Villaurrutia

 
 
ha partido el último tren
solo mi silueta y mi gato
entre niebla silente como voces muertas
sin respirar los pasos acercan mariposas
y las manos desaparecen con cada aleteo
 
 
seguimos nuestro camino
danzando entre fantasmas calles nada
las historias ya no paren sueños
siquiera miradas despedidas solo muerte
y los pies desaparecen con cada ronroneo
 
 
nadie perturbará nuestro exilio
la distancia anochece una isla vacía
cada gota de sangre sobrevive un verso
no hay cuerpos solo epitafios eco en el humo
y los labios desaparecen con cada abandono
 
 
 hemos llegado a la estación final
la música de un acordeón a la distancia
invoca el último suspiro del corazón
miro a mi gato, nada nadie siquiera el camino
y nuestras sombras desaparecen con cada silencio
quizá mañana amanezca el poema
y una mariposa anuncie nuestra muerte
 
 
Ana María Fuster Lavín
de Última estación: Necrópolis
(inédito)

miércoles, agosto 16, 2017

microcuentos de Ana María Fuster en el Termitero de Comejenpr.org de la Editorial Cultural

http://comejenpr.org/

Sequía


A Alexéi Tellerías
 
La sequía había provocado una reducción en los niveles de la voz. El silencio fue tal que se cuarteó la piel, la comunicación y las pasiones de aquella isla. Estaban perdidos, pues las miradas habían huido a otras tierras con mejores pronósticos de lluvia, o tal vez, con mayores presupuestos para cisternas en las que se almacena la querencia. Los habitantes olvidaron la hidratación del deseo, hasta tal punto que sus lenguas se tornaron diminutas. Una mujer, que caminaba con dificultad a causa de la sed y la ausencia de voces, sintió ese día que le acariciaban el cuello. Al volver la vista, se topó con la humedad de otra mano en la suya. Un susurro comenzó a subir desde sus labios inferiores hasta su boca. La otra voz besó la suya. Ambas bocas rebeldes gritaron: ¡Lluéveme! Se abrazaron, provocando el trueno más potente nunca escuchado. Chispearon caricias, gotearon besos como relámpagos palpitados de encuentros, se vinieron sus cuerpos y profundidades unos en otros, sucesivamente. Los en sus sexos, hasta parir palabras y voces: todas las habitantes se lloviznaron de gemidos salpicados voces. ¡Comenzó a llover!

ana maría fuster ©



Fuga de voces

A veces las voces nos hacen travesuras. Por ejemplo, una noche, ellas pintaron espejos en las manos de una mujer. Afortunadamente, esta despertó a tiempo, aplaudiendo tan fuerte que una de las voces quedó incrustada en el espejo. La voz logró liberarse al otro lado. A la noche siguiente, agarró a la mujer y la llevó consigo: donde su derecha es la siniestra y el horizonte es el aquí. Al despertar, ella despierta y observa a su otra ella en la pared, que aterrorizada mira hacia la recámara que se repite una y otra vez. Pasan los días y observa a todas sus ellas en sus recámaras. Habla bajito, mas el eco se torna insoportable, escuchándose una y otra vez en susurros atemorizadores. A la semana, ya desesperada, comienza a gritar tan y tan fuerte que su voz finalmente choca contra el espejo y lo rompe. Solo así pudo fugarse de la maldad de su voz, quedando libre, pero muda.

ana maría fuster ©

lunes, agosto 14, 2017

La escritora Ana María Fuster Lavin entrevistada por la Fundación Nacional para la Cultura Popular por el periodista Jaime Torres Torres



 


Fundación Nacional para la Cultura Popular | San Juan, Puerto Rico


La escritora Ana María Fuster Lavin es uno de los nuevos talentos de la literatura nacional. (Foto suministrada)


Escribir para existir

publicado el 5 de Agosto de 2017

Por Jaime Torres Torres
Para Fundación Nacional para la Cultura Popular

Publicar un libro es sentir la vida.

Así Ana María Fuster Lavin describe su misión y responsabilidad como escritora.



“Mariposas Negras” es su más reciente creación literaria. (Foto suministrada)

En estos días la autora celebra la publicación de la segunda edición de su novela “Mariposas Negras”, su más reciente creación literaria, que un sector de la crítica, como el dominicano Ángel Tellerías, ha descrito como “clave de lo gótico urbano caribeño”.

“Ahora en agosto, mi editor Carlos Roberto Gómez, de Isla Negra, donde tengo más de la mitad de mi obra, me informa que llega la segunda edición”, señala contenta sobre la obra que profesores de los recintos de Carolina, Humacao, Mayagüez y Aguadilla de la Universidad de Puerto Rico han asignado a sus estudiantes.

“Mi aspiración es hacer lo mejor y a la verdad que cuando termino un libro puedo estar en ese proceso de dos años de depuración, editar y corregir hasta que el lenguaje y el personaje logren transmitir la historia, como es el caso de esta pobre chica y la historia de sus sensaciones”.

“Mariposas Negras” es la historia de “Mariana”, personaje que vive y sobrevive inmersa en una madeja de maltrato y acoso, entre signos góticos y paranormales. Es literatura de terror que apela a gente joven, incluso a la llamada generación de los ‘milenials’.

“Es tan terrible lo del abuso de menores. A través de lo gótico, que es una forma de ver no solo lo que ocurre, sino lo que siente el personaje. Es un puente entre la palabra y lo que le ocurre”.

El personaje al que originalmente impartió aliento en un breve relato de tres páginas clamó su espacio en una novela de ficción con elementos de la vida real. Lo más que tiene “Mariana” de Ana María es su hipersensibilidad y su creencia de que, a pesar de lo terrible que le sucede, hay salvación a través del amor y la palabra.



“Verdades Caprichosas”, “Réquiem”, “El Libro de las Sombras” y “Leyendas de Misterios” son algunos de los títulos de la autoría de Ana María Fuster Lavin. (Foto suministrada)

“Con las desgracias que le ocurren a esta chica, uno piensa que a través de las palabras y el amor puede salvarse de las tinieblas del ‘bullying’, del maltrato sexual y sicológico; del estar enamorada de su mejor amiga y tener miedo. La novela sí tiene de mí cosas que me han ocurrido, como el tema de la violación que en mi caso no fue ningún familiar ni el papá de la amiga, como a Mariana. Sacar cosas de la vida ayuda a liberarte”.

Contrario a no pocos autores, Ana María Fuster Lavin no depende de la crítica porque escribir es “una necesidad urgente tal como sentir, comer y respirar”.

“No escribo pensando en una crítica, pero también entiendo que en nuestro País hay muy pocos medios para la crítica literaria y es una pena para uno mismo porque la crítica ayuda a aflorar lo que está ocurriendo en el País. Lo que nos salva es el Internet para difundir las obras”.

La vocación de Ana María por la literatura se originó en su niñez. Era muy tímida y soñaba con ser fotógrafa, inspirada por la poesía que revelan las personas y los edificios abandonados.

Los veranos en España su abuela le narraba historias sobre los horrores de la Guerra Civil y leía mucho, mucho. La pasión por leer y las historias de terror que le contaba a las vecinitas que cuidaba forjaron, poco a poco, la reconocida escritora que hoy es y que, al presente, ha publicado alrededor de una docena de libros en que cultiva géneros como la poesía, la novela, el ensayo y los micro cuentos.

“Recuerdo que sustraje del cuarto de mis hermanos mayores “Crónica de una Muerte Anunciada” y la desesperación en el pueblo con el pobre Santiago, que todo el mundo sabía que iba a morir, menos él. Y en “El Coronel no tiene quien le escriba”, cuando la esposa le pregunta al final qué van a comer y responde tierra, porque solo tenían mierda para comer. Así empecé a escribir”.

Sus primeras creaciones son cuentos inéditos, pero ya en cuarto año tuvo como profesor al poeta José Luis Vega, de la Generación del 70 y quien la familiarizó con la obra de Ana Lydia Vega, Magali García Ramis y la orientó a cursar un grado en Estudios Hispánicos en la Universidad de Puerto Rico.



Fuster Lavin afirma que en Puerto Rico se lee más de lo que se cree. (Foto suministrada)

La autora de “Verdades Caprichosas”, “Réquiem”, “El Libro de las Sombras” y “Leyendas de Misterios” opina que en Puerto Rico hay una cultura de la lectura o patrocinio de la literatura sólida, aunque son escasas las librerías.

“Se lee más de lo que se cree. El problema de las librerías no es solo porque no se lea, sino porque atravesamos una crisis asfixiante en la que sostener cualquier negocio en Puerto Rico es muy difícil. El mundo del libro no es un ‘fast food’. Requiere de otras cosas. Se consiguen libros por Internet porque se consiguen más baratos. Creo que el problema de las librerías tiene que ver con la crisis económica más allá de si se lee o no se lee”, señala Ana María al reconocer que hay deficiencias serias en el Departamento de Educación para fomentar tanto la lectura como la creación literaria.

En los próximos meses Ana María Fuster Lavin publicará varios poemarios, uno para adultos con Isla Negra y otro orientado a los lectores jóvenes con Ediciones Agua Dulce, además de continuar con sus conversatorios alrededor del País.

“Hay que leer y leer mucho porque eso nos abre los ojos de la sensibilidad. Escribir también porque es el puente entre todo lo que uno piensa y los demás. También no nos debemos quedar sentados en las casas. Hay que salir a protestar porque nos están aplastando nuestra cultura y nuestros derechos”.

 

sábado, julio 22, 2017

Reseña crìtica de Mariposas negras, por Angel Isian

Muy agradecida con el querido escritor y editor Angel Isian por su reseña crítica de mi novela Mariposas negras
https://www.goodreads.com/review/show/2022119378
Angel Isian rated a book it was amazing
Mariposas negras by Ana Maria Fuster Lavin


"Una novela oscura, desgarradora y apasionada. Ana María Fuster Lavín nos muestra por qué es la escritora gótica por excelencia de Puerto Rico, Caribe, y probablemente de todo el mundo hispano. En esta novela que lleva una prosa elegante, enredada en lapsos de tiempo que se adelantan y retroceden a son de alas de sus mariposas.
Mariana es una joven de escuela superior que vive enamorada de Laura, su mejor amiga, pero padece de unos lapsos de memoria y sonambulismo que afectan cómo percibe la realidad. Encima de eso ver a unos seres de sombras que parecen emanar de Laura y juntas deben llegar a los abismos de sus secretos más oscuros para poder sobrevivir el caso en el tiempo que sus sombras causan. La novela tiene una narración fluida, entretenida y ligera, llena de poesía y momentos tiernos, al igual de momentos de horror, de tragedias y abusos. Nos acerca a la realidad de la adolescencia sin pretender blanquearla con romanticismos absurdos sobre la niñez. La vida es cruda, a veces imperdonable, y deja que el peso de la vida caiga sobre estos personajes. La narración de la protagonista te deja a veces invierto, confuso como su mente y sus vaivenes en el tiempo. En más de una ocasión logra dar giros inesperados de una forma tan sutil que releerás los pasajes para asegurarte de haber entendido bien.
En medio de toda angustia, está la esperanza del amor, y nos deja la certeza que en efecto, solo el amor nos salva de nosotros mismos. Mariposas Negras es un maravilloso viaje de fantasía oscura, gótica y a la vez un thriller psicológico que te dejará la mente hecho un espiral de ideas y sensaciones. Es un soplo de aire fresco en la literatura local. Altamente recomendada."
Ángel Isián
escritor, maestro y editor puertorriqueño

Mariposas negras a la venta en http://www.editorialislanegra.com y las librerias:
Casa Norberto (Plaza Las Americas)
Laberinto (Rio Piedras y Viejo San Juan)
Libros Ac (Santurce, frente a Ciudadela)

martes, julio 04, 2017

Cáncer: primer amor



Cáncer: primer amor

“un niño azul para esa sombra”
–René Marqués

El niño se viste de luna y amaneceres
y, como cangrejo, persigue su sombra;
muy cerca la niña se hace lirio
y enrojece por primera vez
él también se sonroja,
sonrojados ambos,
no comprenden que el tiempo ha rotado.

La niña pinta un reloj de arena
y pisadas en su salitre,
siente que el mundo gira desde sus pechos,
así como los rizos del niño
le encaracolan nuevas sonrisas
también se le desenriza el deseo ya no tan niño.

Se miran y ríen
se extienden la mano,
acercan tímidos sus labios
sus dedos en punta recorren montañas;
son náufragos descubriendo la nueva ruta
fundidos en alas de gaviota
viajan galaxias en remolinos sin guerras
en estrellas, faro y gruta
y marcan el retorno a sus descubrimientos.

El niño se viste de ríos y mares
sueña despierto su árbol azul;
la niña, de mariposas, fresa y chocolate,
despierta en su manantial sábila rosada
y juntos pintan un arcoiris de abrazos
escriben sus primeros poemas de amor y de piel.

Llega la noche,
de nuevo el ritual
se ríen, se besan
se abrazan y acarician;
se abanican de sombras en remolinos cartográficos,
hasta quedarse dormidos
y en la mañana otro beso para volverse a soñar.

Ana María Fuster Lavin
El Eróscopo
Ed. Isla Negra 2010

sábado, junio 24, 2017

horror postapocalíptico este miercoles 28 de junio

El escritor, crítico de cine y fotógrafo de terror, 

Jorge Palacios

presenta este miércoles 28 de junio de 2017 a las 8:00 pm en 

Boveda
(Calle Recinto Sur #251
Viejo San Juan)

su novela de horror punk postapocalíptico

The Satanic eXXXecutioner

El evento contará con lecturas y performance de poemas y cuentos de terror, erótismo, terror erótico y pornoterror.
Además, participarán los escritores
Daniel Marquez
Ana Maria Fuster
Karla M Contreras
Nicole Fraticelli
Francisco Gonzales Cruz
Lynette Mabel Perez

y otros


Invitación oficial

Welcome to the darkest pits of literature hell as you witness a gaggle of damned literary weirdos and performance artists from the Puertorrican scene.
We also celebrate the release of the new postapocalyptic punk horror novel by Jorge Palacios, author of Procreation of the Wicked and Lust for a Chupacabra, former columnist at Dirge Magazine and publisher of the zine Grimly Fiendish. 

Along with other authors, such as:
Daniel Marquez
Ana Maria Fuster
Karla M Contreras
Nicole Fraticelli
Francisco Gonzales Cruz
Lynette Mabel Perez
and more!

https://www.facebook.com/events/1710874475882409/?active_tab=about







viernes, junio 23, 2017

Siete nocturnos de cine para vampiros


Tras la puerta de la Luna:

Siete nocturnos de cine para vampiros



No es fácil desprenderse de la melancolía de los cuerpos.

Manuel Rivas

Pero hace tanta soledad que las palabras se suicidan.

Alejandra Pizarnik




I.


Siluetas:

chelo, oboe.

En el plato de vinil con aguja de cristal:

la danza de los colmillos en celo

devora la sangre de las madrugadas.


El film, no visto, los créditos,

dos sombras rozan  una (bien)venida

sus besos cuelgan cual péndulos del eco

penetran las moléculas, faro, sirena,

cuerpo  a cuerpo, la palabra en el verso

hasta el fluir de gaviotas, silencios, el beso,


amanece.





II.


Cinemascope.

El lente anamórfico besa la piel de la piel

un bandoneón gime ante la marejada

ante el eco de la sed,

él/ella se desparrama en el abismo


Allí, una voz en off susurra los minutos de la muerte,

mientras otros labios filman encuentros

como carnadas,amarantos

aquellos que juegan al escondite con el deseo

y, en la distancia, el sexo late horizontes amanecidos.


Close up.

Se abren los sarcófagos

ante la presencia de cuerpos en llamarada.

Sus trapecios oscuros se sonríen

y el sudor es casi palpable ante el espectador

gota a gota sanguinolenta, en cámara lenta,

convocatoria.


El bandoneón es eco y océano

marejada de sangre/salitre

hambre saciada de carne

la carne convertida en fluidos

zigzagueantes, fuego, azul,

hombre y mujer/mujer y mujer/hombre con hombre

  convulsan

frente a frente el clímax

hasta el grito final de las muertes revividas.


Todo en silencio.



III.
 

Un story board:

hombre /mujer

hombre/hombre

mujer/mujer

--el enigma de la inexistencia--

tomados de la mano, las miradas fijas,

los calendarios del silencio o la muerte de los relojes.


A lo lejos, un cabalgar desenfrenado…

El reino de los cazadores y sus presas,

es laberinto profundo, paraíso eterno,

el tic tac de las caricias en tiempo de trueno

la sangre, afrodisíaco del alma,

el vértigo del hambre, de la entrepierna y la boca.


¿Cómo retratar el tiempo de los sarcófagos?


Detrás de la puerta de la Luna

los cuerpos se van desintegrando …


IV.


Flashback.

Luna, sangre, espejo, luz:

esa irremediable melancolía de la locura.


Soundtrack:

el silencio y sus gemidos.

Como exploradores del abismo

la piel se suicida verso a verso

mientras nos vestimos de muerte

y se nos coagula el hambre del hambre

como la sed de la sed.


En la noche de todos nosotros:

viajamos desde los pasados sin final

devoramos la carne de los comunes

nos reírmos de sus pequeñas grandes nadas

y despertamos de tantos inicios sin empezar.


Somos deseo y penumbra

O, tal vez, ese espejismo que se desea…



V.


Clímax.

Una detonación de péndulos y trapecios

o el confeti de tantas muertes como esperanzas.


 De repente, los cuerpos se encuentran

y las miradas un-dos-tres-un-dos-tres.


Lamia, Vetala, Selene, Eros

Cisnes blancos, negros, tritones,

invisibles  susurrantes  simultáneos

zigzaguean el horizonte bajo el surco de la piel

sus cuellos ante el delirio del viaje sin retorno

Los labios, los de ellas, succionan sueños

mientras otra, abreva de su gruta de salitre rosado.


Bajo el rocío

convulsionan.

Ante los primeros rayos del sol,

se empalma aquella mirada de labios

Tras el canto del gallo

ensordecen sus siluetas

amanece

la palabra lucha contra la muerte


se escuchan los acordes del silencio…






VI.


Post-production.

Digitalización de las almas.

Se liberan las esencias como los latidos de la palabra,

la cinta corre, se edita, corre

unos dedos acarician el celuloide

los verbos salivan ante la cornamenta de la noche

y dos o cuatro cartografías corporizan la habitación.


A lo lejos, las doce campanadas.

La puerta de la Luna se abre

mientras, la ciudad danza sus trapecios

y sus héroes devoran fluidos tibios

libres libertos nigromantes, hematófagos

unos poetas, otros no muertos,

convocando a la justicia y a los exilios del hambre.


Alzamos  el vuelo hacia la sangre del poema.



VII.


Noche de estreno.

La cartelera iluminada.


La Luna enciende sus luces,

ha comenzado la función en la tierra.

Se caducan los sarcófagos ante los corazones vivos

gritando el final de los ninguneos en el callejón

esa depredación miope de los sueños,

o la amputación de las alas.


Una voz en off:

¡ Apocalipsis   redención   orgasmo   redimido!


La Luna se eclipsa sobre un pueblo reseco de amor

de repente, el grito de todos los silencios bebió la sangre eterna.


La muerte previene, reviene, se viene

una flor germina de nuestra guarida seca

oscura zanja que fluye de palabras-delirios

y los colores del salitre en los labios  de todos

sin maquillaje, sin vestuario, sin trucos de cámara

la noche es eterna de lenguas, manos, sexos

ha terminado la función en la tierra

la cartelera se va difuminando

todos duermen

mueren


Fin.


Ana María Fuster Lavín

2011-ed.2017