jueves, agosto 07, 2008

Divagando una respuesta inadecuada....


Definirse puede ser tan inútil como no atreverse a salir a la calle por miedo a rasparse la rodilla, a toparse con el amor o con un beso.

Soy intensa y puedo renovarme desde mi misma. No me deprimo sólo me recojo de vez en cuando, limpio mi hogar y abro la ventana. Lloro cuando me da la gana y sonrio al amanecer así como a la poesía cuentera, a las locuras de un duende a mis verdades caprichosas. Soy inadecuada tanto como reservada, cuando bien me parece.

Barro mi casa de lo que no es necesario; no deseo polvo reciclado. Mi hijo, mi perro y la palabra habitan en palacio junto a mi y necesitamos colores intensos. La puerta está cerrada a falsos moralismos, zoombies existenciales, política de oferta y demandas lineasles y sexualidades resecas.

¿en qué piensas? me preguntó una sombra-confidente

Divago la respuesta y me acaricio los labios con la punta de la lengua antes de teclear...

Amiga querida, son tantas cosas, reír y llorar, desvelarme en un libro o dormirme a mitad de película y despertarme de nuevo a mitad de la madrugada y sentir vértigo de soledad o en el éxtasis de un orgasmo furtivo amarrado a un sueño. Pienso a cada rato: cómo será mi hijo cuando sea mayor, ¿será feliz, autosuficiente, saludable, amado?; repaso con nauseas en cómo pagaré las cuentas del próximo mes y el siguiente; con mareos repulsivos cómo esta isla se fragmenta en mezquindades y depredación social. Quiero construir otra isla.

Luego me desvelo con la obsesión de ese cuento o poema que está en proceso o que quiero procesar. Pienso a veces en palabras sueltas que se me vienen encima y quiero amarrarlas, a ver si me sacan del laberinto, pero siempre llega otro más oscuro. Muchas veces necesito un beso, la piel erizada, un abrazo, hasta dormirme entrelazada en la piel de esa persona que vive en otra habitación desnuda más allá de mi horizonte a través de un óceano de tiempo que se va acercando. ¿Será un espejismo? Recojo mi calendario y miro una fecha en el reloj de arena bajo la pirámide de la luna ¿o será la del sol? ¿Dónde estás? Quiero fumarme ese último poema y conjurar nuestra bien/venida en el sitio indicado del día acordado de la semana en que comenzaremos a ser sudor, miel y nuestro cadáver exquisito sobre nuestras espaldas.

Ahora tan sólo voy despensarme por un rato para pensarme de nuevo, anulando preocupaciones pasadas ¿será eso posible? Y son tantas veces las que quisiera un rato para no pensar tan sólo desnudarme de roles, de rutinas, de ropa y renacerme de mi misma una y otra vez…

ana maria fuster

4 comentarios:

Yeli dijo...

Una descripción de vivencias y pensamientos que de una forma u otra han estado presente en el recorrido de muchas mujeres por nuestras rutas... porque podemos ser tan parecidas y la vez tan originalmente diferentes!
Con mucho respeto y admiración te comparto algo que escribí hace un tiempo.
Un abrazo
Yeli

Mujeres

Mucho más que un reflejo de una llama extinguida,
Y que el pálido recuerdo del mudo dolor.
Somos flor que retoña y que anima a la vida,
con original danza y Sol arrollador.

Eres tu, soy yo, somos mujeres…
con símiles sombras y diferente luz,
Arcoiris en rutas de múltiples esperanzas,
astros en cumbre cargando mucho mas que una cruz.

Caracolas de mares que juegan con las olas
del pasado, presente y lo por venir.
Con rostro al alto cielo y los pies en la tierra,
reflejando en nosotras que no hay miedo a seguir.

Carnaval...
somos ritmo y fiesta mágica,
pentagrama de colores y autenticidad,
somos la esencia desnuda de la música
en el contraste resplandor de la eternidad.

Multitud inmensa y a la vez una sola,
tristeza durmiente y musa traviesa de felicidad
Mujeres lluvia, poesía y viento de aurora,
Somos...asistencia radiante en la humanidad.

©YGC/Amora

José H. Cáez Romero dijo...

Sinceramente esto es hermoso, me derritió completamente, me llenó la mente y el ser de nostalgia y de pensamientos que a veces no quiero revelarme. El Carpe Diem no debe ser cuento de la historia antigua, pienso que debe ser revivido y sentido. Bravooo!

Ana María Fuster dijo...

Yeli, así es querida, porque las vivencias son colectivas, no son las de la propia piel sino las de tantas pieles. Gracias por tu poema!!!!!
un abrazo

José, mi hermano!!!! Carpe diem! un abrazo

Edgardo Soto Torres dijo...

La vida en esta ínsula no es fácil. Te aprieta y aprieta hasta que un día haces explosión y terminas hiriendo a quienes quieres. Pero, según el Sueño Americano, siempre hay7 break para un second act. En eso estoy...sigue adelante amiga, escribiendo, salvándote através de las letras.

Un abrazo