sábado, mayo 26, 2007

Escritor invitado Daniel Torres






Elegía para Alexis


Te vistieron con las gasas blancas,
vaporosas y ligeras de tu Paloma San Basilio
cuando salías al balcón presidencial
improvisado en el Kabukis de tus sueños.

Y nos dejabas suspensos mientras tus labios
perfectamente delineados y pintados
lipsinkeaban "¡No llores por mí Argentina!"
o en el cambio de número te deshacías
con los lamentos de "Mi pasión es morir,
mi pasión es dejarme besar hasta el último beso"
y te mirábamos extasiados y borrachos de belleza
ante cuánto perdía la Basilio y ganaba en tu piel
de pantera dispuesta como todas al acecho.

Inocente te han preparado y vestido en tu cuerpo
yacente con esas mismas blancas gasas
y el maquillaje impecable de estar dormida
e imperturbable con el ansia de que
en cualquier momento te levantes y nos cantes:
"No lloren por mí que me espantan".

Daniel Torres

Cuadro de M. Chagall

****

Comercial Queer 101

“Con un hombre así
yo sueño para que sea
mi dueño,
sensual y varonil,
Él usa Brut de Fabergé…”


Y el niño quer era yo,
en ese entonces,
se quedaba mirando
ensimismado
mientras aquel galán de telenovelas,
Luis Daniel Rivera,
salía del baño y se cerraba la toalla
sobre sus perturbadoras piernas velludas
sin mostrar lo que debía mostrar.”

Daniel Torres


Como vampiros acosados por la luz

Como vampiros acosados por la luz
se esconden
por entre el puerto del San Juan viejo
siguendo a tierra de puertas y la once
cerca de la dieciocho por la calle Vending
(aunque mucho antes de la quince)
Se describen los espacios del deseo
cuando los helicópteros una noche interrumpieron
subirse con prisa
cerrar
apaga y vámonos
Cuando no es un apartamento del Santurce
o del Condado
como reinas de dos días antes de las
coronaciones
Pese a los clósets
entregarse a los escarabajos
parece ser todavía una consigna.


Daniel Torres

de su libro Mariconerías
(Isla Negra editores, 2006)



Fotografía--Daniel Torres y Lizza Fernanda, durante la presentación de Mariconerías (en la Librería Thesaurus, Sto. Domingo, durante la Feria Internacional del Libro, abril 2007)


Daniel Torres
, escritor y crítico puertorriqueño en el exilio.
Es catedrático titular de Español y Estudios Latinoamericanos en Ohio University. Ha publicado bajo el sello Isla Negra, los libros Carbonerías: historias de tres cuerpos y Mariconerías (ambos de narrativa), Fusilado dios (poesía). Próximamente publicará la segunda edición de Morirás si da una primavera (1993; Premio Letras de Oro). Tiene una novela inédita Conversaciones con Aurelia.

Un abrazo de cariño y admiración para el amigo Daniel Torres.

7 comentarios:

Madam dijo...

Ay que rico está esto. :) No conocía al autor. El primer escrito me voló la cabeza. Todos estamos destinados a dar un perfomance en cualquier etapa cotidiana (escenario y hospital).

Un abrazo hermanita.

Anónimo dijo...

Conocer a Daniel Torres es conocer la plenitud de un ser fecundo en la palabra y la realizacion creadora...compartir en Santo Domingo durante la Feria del Libro es un acto iluminado de hermandad y poesia...

Daniel, poeta, vayan estas simples palabras hacia tu eternidad...

Marioantonio Rosa.

Anónimo dijo...

Gracias a Madam y a Marioantonio por la generosidad de sus lecturas. Y al segundo por haber compartido todas esas Presidentes en la poesía. Abrazos solidarios!

Beba Marucci dijo...

¡Qué maravilloso es todo¡ ¡Cómo celebramos nuestras mediocidades con iniciativa¡ ¡Qué iluminados lambeojos, unos de los otros¡

Ana María Fuster dijo...

Madam, un abrazo para ti y agradecida por tus comentarios para el escritor Daniel Torres.

Marioantonio querido, sí haber conocido a Daniel, más allá de su potente palabra, fue la iluminación de la amistad verdadera y eterna SALUD!!!

BEBA.. Marucci, y como dice el refrán no se hizo la miel para la boca del burro, porque es muy facil ser grosero sin sustancia bajo el anonimato, eso de la ignorancia es atrevida y todo los blablablás a los que nos tienen acostumbrados. Celebramos tu iniciativa así como tu genialidad vacia. Aquí preferimos que nos laman (que lamber es una vulgaridad) otras cosas, que son más ricas que los ojos de la cara... Celebramos también los clisés... Gracias por divertirnos la noche, un aplauso a los clowns...

Daniel, gracias por compartir tu talento sin máscarás y con mucha autenticidad.

Anónimo dijo...

Beba: La mediocridad es humana y no nos lambemos nada sino que nos leemos. Si no te parece, apaga la compu! Y lee otras cosas porque si no puedes hacer una critica constructiva, no destruyas. Tenemos ya suficiente destrucción en el lamentable mundo en que nos ha tocado vivir.

Daniel Torres

Anónimo dijo...

Ignoro si Daniel Torres llegará a leer este comentario, pero desde España, con recuerdos de la Penitenciaría (otro San Juan), recuerdo los viejos días de 1.983. Un fuerte abrazo desde la casualidad mas absoluta (quién me diría que buscando argumentos legales me encontraría con antiguos compañeros de residencia, y perdón por el anonimato, pero me averguenza decir mi nombre porque el autor no merece perder protagonismo).