martes, diciembre 02, 2008


¿Podremos evacuar las almas oscuras,
o tal vez, a la carroñera prepotencia?



¿A dónde me dirijo para huir de la mentira?

¿y de la envidia?



¿Encontraré allí el amor?






¿la caricia más profunda?

3 comentarios:

José H. Cáez Romero dijo...

Qué habrá sucedido para tanta pregunta retórica?

Ana María Fuster dijo...

Eso quisiera también saber.... ¿qué habrá sucedido?

uberto stabile dijo...

Yo también quisiera, fíjate en la coincidencia, que ese mismo letrero lo vi en México y evidentemente confundí su significado. Empiezo a no creer en las casualidades.