martes, agosto 15, 2006

Desde la ciudad de las sombras 19 : Ana María Fuster Lavín


Días sin sombra



Tres días, no amanece, tampoco has regresado. Pensé que habías vuelto a tu rutinario juego de abandonarme y reaparecer en cualquier momento… Eres todo un dilema meteorológico en mi vida. Al menos, te entiendo, me entiendes; el néctar es eterno, a pesar de los cuerpos en fuga; en la huida, el escape de las diosas en celo. Sí, también te gustaba oír mis tonterías, mientras te estirabas acariciando mi talones.

Eres tan excitantemente perversa, que me enloqueces sin remedio. ¡Y cómo no volverme loca por ti! Tú voz danza entre susurros de la luna, acaricias mis fantasías y delirios. Eras la propia piel de nuestros deseos, también nos adornábamos de besos bajo sombras ajenas, todos acechan, pero pocos lo entienden, y sólo tienes que pasar el dedo por el ápice del amor y llevarlo a los labios. El espejo, tuyo, mío, el de ambas, el mismo.

Te siento, te convoco, no llegas, tres días, y mi palabra queda silente, mis manos humedecidas de lágrimas secas gimen versos sin culpas, tu adiós fue una caricia en mi talón al atardecer, ahora la noche acaricia las cicatrices del dolor, es la noche de las noches. También te advertí que si no eras mía, no serías de nadie.

Recuerdos, pensamientos, amores y celos, soy una maldita. Supe que me engañabas desde el día que vi tu mano rozando la espalda de un otro o una otra que pasaban, siempre fuiste muy democrática, sin discrimen por razón de género, yo no sólo te quería a ti, mujer misteriosa, mi dulce y sensual acompañante, cuando gota a gota nos hacíamos el amor bajo mi lámpara con luces intermitentes, orgasmos sicodélicos, y esa burbuja sementosa que sube y baja al compás del calentón dentro de otra lámpara, la de la mesita. A esa acercaba la mano junto a la tuya, y así la imagen de la eyaculación me parecía más cautivadora que asqueante.

¿Ves, amorcito, que todo pudo ser bello? Un futuro emprendedor, solas las dos, pero insististe en pasar el ras de tu mano por el hermoso vientre de aquella rubia, también por la nuca del joven ejecutivo. Siempre te fascinaron los extraños. También comprendí que tu felicidad radicaba exclusivamente en observarlos, siempre en tus silencios. Pero, ¿estamos obligados a ser felices? Y si la vida es una mentira que tan sólo imaginamos que es real, entonces comenzamos a tener recuerdos falsos, nos eternizamos en esas distintas versiones del pasado. Quién sabe… Yo sólo quería que fueras fiel, que tus caricias tatuaran mi nombre, Mariana.

Lo sé, no debí ser vengativa. Sí, como tú también lo podías ser, te corté la mano derecha y me quedé sin la mi izquierda. No escarmentamos siquiera después la primera mutilación. Cuando llegamos del hospital, a pesar del insoportable dolor, nos miramos tiernamente, cuánto lloramos juntas. Basta con una mirada para el perdón, aún cuando los amaneceres del ánimo sean siempre lentos.

¿Y cómo no perdonarnos si hay pasión? Es imposible separarla, nuestro culto a las sombras de luchas infinitas, de tantos dolores del pasado, cuando nos conocimos finalmente no tuvimos ojos para nadie más, ni caricias, es como perseguidos en el propio cuerpo a través de los sueños, de los miedos y de las virtudes. Nuestra desnudez es una y las pequeñas fantasías, las mismas. Mírate, mirarnos, la eternidad de los espejos, reflejarnos una y otra vez…

No sólo nos miramos, también sentimos el deseo, nos desnudamos en nuestro hermoso ritual, de desabrocharnos la blusa la una a la otra, con cada botón acompasa humedad vaginal. Nos acariciábamos con la única mano los pechos, nos besamos, no necesité que me tocara más para mojarme hasta los muslos. Me corrí como nunca, ella también, dos o tres veces ¿cómo contarlas? Quemarse en las sensaciones hasta quedarnos dormidas bajo el alivio del abanico.

Estuvimos tres o cuatro días sin salir, hasta habíamos olvidado nuestro último arranque de violencia y celos. Los periódicos estaban arrinconados en la entrada del apartamento, así que tuvimos que empujar con violencia la puerta para salir al mundo de los otros. Mariana, siempre algo más tímida, salió tras mis pisadas muy silente.Esa tarde teníamos que comprar comida, un vestido nuevo para la despedida de soltera de una amiga y algún lubricante, sentíamos una resequedad ardorosa bastante incómoda. Llegamos al centro comercial y la gente nos miraba, las dos mutiladas, y mi corazón sentía la cuchillada del arrepentimiento a pesar del perdón. No volvería a ocurrir, pero yo tampoco lo permitiría, no sé tal vez si necesitábamos ayuda, un consejero, un psicólogo, u olvidarnos de las pendejaditas de los demás.

La felicidad es breve, como el espacio exterior entre tantas otredades, lo sé, debí ser más paciente y es que mi pasión incorruptible hacia ella, hacia nosotras, era una maldición, una obsesión, la digresión de la cordura. Ella sabía que la amaría por siempre, y no importaba qué nunca nos separaríamos mientras me mirara, nos miráramos a los ojos, hacer el amor con la intensidad de nuestros deseos, pero así mismo podían ser mis celos y su vengativo comportamiento, repetitiva hasta la saciedad como nuestros encuentros infinitos.
Ojo por ojo, diente por diente, y pude observarla de perfil hacia el muchacho del estacionamiento, me di cuenta. Así fue hace tres días, llegué a casa, no volverás a mirar a otro ni otra, le arranqué los ojos para que no pudiera ver a nadie, desde ese día la perdí, a mi amada sombra, espero que algún día regreses, o te buscaré más allá de los silencios, en la eternidad.



Ana María Fuster Lavín

escritora puertorriqueña

cuadro-Gustav Klimt

**todavía quedan otras 6 sombras invitadas por publicar, no se las pierdan

23 comentarios:

El Navegante dijo...

Nunca soñé que tendría el alto honor, no sólo dse haber comenzado la serie, sino más aún, de llegar en primer lugar a esta obra de arte sobre una concepción brillante para desarrollar.
Se han esbozado muchos sueños y fantasías,se ha inspirado cada autor/a en sus ansias más secretas sobre el significado de su sombra, o viceversa.
Pero una conjunción mancomunada hasta el orgasmo, entre dos seres que en definitiva no pueden vivir uno sin el otro, no se había plasmado aún de esta forma.
Tu sombra llegó a transformarse en tu alterego, una continuación de tu ser, por eso te duele la traición , es como si te traicionaras a tí misma con el ser equivocado.
Y eres impiadosa a la hora de la ley del talión, pues cómo perdonarse a través de tu otro yo, una equivocación fatal contra tí misma.
Has humanizado una sombra: Mariana,le has dado vida, pues en ese fasciannte juego de espejos, podemos enfrentar tu nombre cnn el de ella, y son el mismo ente.
Has elevado a la categoría de posible el goce con pieles reflejadas.
Es muy fuerte, y tal vez mi intepretación no sea la más adecuadas, pero estoy seguro que he disfurtado una obra de arte.
Un besito, y mis más sinceras felicitaciones por tu mano maestra, que además tanto nos la brindaste, para formar esta "patota" tan hermosas a tu alrededor.

mentecato dijo...

Texto cataclísticamente hermoso. Es el relámpago y la navaja. Las espinas y el amor como vértigo de vida. De piel estremecida por el rayo...

Bellísimo.

Un abrazo desde Chile, la australidad del mundo.

mentecato dijo...

"Que el poeta se desnude ante un mar de sensaciones" pareciera ser la sentencia desgarradamente bella de la vida.

Un dilectísimo abrazo y prometo venir de continuo a tan esplendente comarca.

jay dijo...

WOW!

Que increible cuando se ama tan intensamente, tanto que se puede llegar hasta la locura, solo por hacer que esa persona permanesca ahi.

"nos desnudamos en nuestro hermoso ritual" - ME ENCANTO TU COMPARASION!

Coral dijo...

Precioso Ana María, perfectas comparaciones amor, locura, intensidad...


Besos Muchos

Anónimo dijo...

Ana Maria nos ofrece una frontera diferente de lo que es o lo que se conoce por la sombra. Vivimos con nuestra sombra y a veces no percibimos sus divergencias, su estelaridad, su pueblo habitado por los signos y su naturaleza de la mano con el tiempo.

Pues bien, este relato nos empuja con provocación anticipada, no sin antes impartirle vuelo a lo sensorial, la profundidad de imágenes junto a la poesía escapada de las alas de un cuervo mágico ( Edgar Allan Poe meditaba la oscuridad de los pájaros que amaba) la alquimia sexual, la sensualidad casi exacta a la palabra pura, el amor de los amantes cuando dejan de ser amantes, la muerte del sentir, o muertos ya en el nunca retornar de la ceguera...la aflicción del alma, y porque no decirlo, la contemplación.

La poeta trabaja la desnudez y el encierro amoroso de los amantes, pero otra vez recurre a la trampa: Deja el mensaje a nuestro ser interior, ahora es un espejo, después el espejo-sombra, o nosotros cuando hablamos sin abrir la boca y pronunciar el vuelo a nuestra olvidada libertad.

La mutilación se aleja de lo espartano y toma el insospechado camino de la trasmutación, hacia una oscuridad tranquila y brocada de descanso con misterio...allí el deseo y el espiritu amante no imitan infidelidad o traicion, se ama la oscuridad...es la solución a la incertidumbre.

Las dos, los dos, nuestros "las" y "los" tienen apellido existencial...

No es un relato fácil. Obliga a una lectura con pausas reflexivas. La poeta desfigura al lector y le brinda en su aliento creador muy personal, un camino desconocido al tacto, a los sentidos y al final asoma el espejo silencioso y redivivo de nuestro ser, con hogares al vacío.


en palabras de nuestro diario vivir...un cuento de nunca acabarse...la causa?

nuestra sombra.

Marioantonio Rosa

El Navegante dijo...

QUERIDA AMIGA ANA MARIA:

ESTOY AQUI CON TU PERMISO, ESPERANDO NO LO TOMES A MAL, PARA QUE TODOS LO QUE CONCOZCAN A

PALABRAS ERRANTES

TENGAN LA AMABILIDAD DE LEER SOLAMENTE MI BLOG,

NO DESEO QUE ME ESCRIBAN NADA A MI.

NO SE SI SABRAS, PERO PERDIO EL BLOG POR UNA MALA MANIOBRA QUE HIZO EN UN CAMBIO DE LA PC, Y AHORA NO DESEA EDITAR MAS.
EN FIN LO DEJO AL CRITERIO DE CADA UNO QUE LA CONOCE, Y VAMOS A VER SI TENEMOS LA SUERTE DE QUE RECAPACITE, ANTES DE PERDER A UNA AMIGA TAN TALENTOSA Y HUMANA, EN LA BLOGOSFERA.
UN BESITO PARA TI Y UN ABRAZO PARA TODOS.

Paulo dijo...

Uff Ana Maria a través de tu blog he ido descubriendo tu escritura y hoy con este escrito me has creado una adicción de la cual no necesito nada más que leer tus líneas.

Miguel A. Ayala dijo...

Excelente relato de ertoismo sublime, me encató el final.
Tres días después de la locura
sobrevive la esperanza. Gracias por por compartir tu arte. Que tengas buen día, Miguel.

Malva Marina dijo...

COMPATRIOTA... ESCRIBES MUY BIEN!

Madam dijo...

!Wow! Cuanto daño nos podemos hacer con una obsesión. Los matices que presenta esta relación de amor-celos hacia la sombra. El quererla poseer, solo para ella terminó destruyéndola a ambas. Me encantó el juego con el reflejo: si su contraparte no tiene ojos, la sombra tampoco; la mano izquierda de una es la derecha de la otra. Ya no se sabe quién es luz y cual es oscuridad. Ambas se funden en gris. Parece ser que la celosa es más oscura que su propia sombra. Tanto era su afán por poseer que prefiere no verla antes de compartir.
Este escrito me ha llegado hermanita. Lo volveré a leer con detenimiento. Es muchísimo lo que podemos degustar de tus palabras.
Un abrazo excelente escritora.

Ana María Fuster dijo...

Navegante, Fernando amigo, el honor me lo hacen ustedes con sus sombras apalabradas llenas de sensibilidad, de infinitas historias, de amor, de desamor, de sublimidad, de ese lado oscuro del corazón, la razón irrazonable de los sentimientos, tantas cosas, tantos sueños, sí en este proceso también ha sido hermoso conocer a las personas y sus mundos más íntimos de la palabra. El apoyo Navegante, siempre siempre estará, y este es el comienzo de muchos momentos, ideas y colectivos.
un beso

***Lectores, amigos, escritores--esta serie asombrada, sombreada, no ha terminado aún, quedan más mundos, más sombras por dar su testimonio, y estaremos publicando extraordinarios escritos hasta finales de septiembre.

Mentecato, es divertido, saludar y agradecerle a alguien tan bellas palabras como las tuyas y decirle mentecato al mismo tiempo, es broma, en serio muchas gracias por leerme, leernos, a todos y a nuestras sombras, bienvenido... y estás invitado aún a depositar la tuya amfuster@prtc.net si quieres colaborar. un abrazo

Coral,un beso a ti también. Agradezco tus palabras, comprendiste las sensasiones...

Jay, querida, gracias, sí es una historia de amor y obsesión, de trucos y apariencias... un abrazo

Marioantonio, un abrazo, gracias por el impresionante trabajo analítico del cuento Días sin sombra, muy generoso con tus palabras hacia mi obra. gracias de corazón.Wao, ¿de verdad mi historia encierra tanto? De algunas cosas que expresa, en efecto fue la intesionalidad, pero otras fue entonces la accidentalidad.. inmensamente agradecida, otro abrazo, ahh también esto me hace incluir este cuento en el manuscrito del próximo libro, ese el de los Bocetos de una ciudad silente, busco editorial comprometida con autores para publicarlo, gracias de nuevo POETA

Navegante, no te apures, el apoyo se lo tenemos que brindar, y este foro tiene que ser de estimulo para que continuemos esta labor, los errores y misterios técnicos no nos pueden vencer!! La palabra es espada y fuerza, no la computadora. Animo a Palabras Errantes.

Paulo, tu comentario me apretó el corazón, adicciones a la palabra, qué rico, escribir y leer en efecto es la dicotomía de la mejor droga inventada por el ser humano!!!! Gracias y un beso.

Miguel, gracias y sí, jugue con eso de "y al tercer día resucitó de entre los muertos" el tercer día en este caso, reafirmó el mundo de las tinieblas de sus celos, de su sombreada existencia, un abrazo

Malva Marina, COMPATRIOTA, recibe mi abrazo

Madam, mi querida amiga del alma, siempre me lees más allá de las palabras y me comprendes, me entiendes también. El afán de poseer destruye, sí eso es... El juego de las apariencias y quien traiciona a quien, o es así misma...? Somos uno y muchos quieres habitan en el alma y en la mente del cada universo humano. un beso y una flor

Iva dijo...

ay ana maría-
este texto es un gran logro. hasta cierto punto, recordé a las mujeres de tu nombre escrito en el agua pero este texto es otro ente, distinto, aparte, original. estaré pensando los múltiples significados por días...

Iva dijo...

pd. klimt es uno de mis pintores favoritos sino el favorito!
muchos besos y abrazos =)

Ana María Fuster dijo...

Iva, me mangaste, uno de los detonantes para la escena erótica del cuento fue esa novela que me recomendaste...
Gracias por tus palabras, muy generosa. También me encanta Klimt
un beso y una flor

Patricia Minalla dijo...

"Te siento, te convoco, no llegas, tres días, y mi palabra queda silente, mis manos humedecidas de lágrimas secas gimen versos sin culpas"

Amiga que belleza brota de tus manos, me encantó.

Gatto dijo...

Pero, ¿estamos obligados a ser felices? Y si la vida es una mentira que tan sólo imaginamos que es real...

Que hermoso texto ana. Un beso enorme para ti y un gran abrazo para todos.

PEREGRINO dijo...

Saludos Ana. Excelente y seductor este escrito. Lleno de imagenes que envuelven. Me encanta cuando dices "Eras la propia piel de nuestros deseos, también nos adornábamos de besos bajo sombras ajenas, todos acechan, pero pocos lo entienden, y sólo tienes que pasar el dedo por el ápice del amor y llevarlo a los labios"...una imagen llena de sensualidad. Ademas siento, como diria Jean-Paul Sartre, que tiene algo de existencialista con eso de la vida como una mentira que vivimos. Realmente un escrito para leerse varias veces. Definitivamente eres un exito...

Brindo por la existencia de la sombra y su origen...

MentesSueltas dijo...

Es excelente el trabajo que nos ofreces... profundo, descriptivo y repleto de imagenes y sonidos.
Dejo un abrazo desde Buenos Aires.
MentesSueltas

Ana María Fuster dijo...

Patricia, querida amiga dominicana, gracias por tu sensibilidad, por tus palabras, de las manos nos brotan letras de luz, que vibran códigos de amor, de secretos, de luz, de tantas historias propias y ajenas, de vida, de amor, de locura, de muertes y atardeceres, son tantas tantas cosas.
recibe mi cariño

Gatto, siempre muy agradecida con tus felinas visitas, que nos hacen refleionar, no olvido que uno de tus comentarios fue el detonante para que realizara la convocatoria de las sombras, siempre eres bienvenido, un abrazote

Peregrino, comprendiste uno de los sentidos del texto, claro que si, es al igual que también vio Gatto, un juego de reflejos, de què es verdad y que es mentira en nuestras propias vidas, gracias por tu amistad, brindemos siempre!!!! un abrazo enorme

Mentes sueltas, un beso desde el caribe hasta la hermosa argentina y su maravillosa gente. Te agradezco los comentarios, muy generosa

Yiara Sofía dijo...

"tu adios fue una caricia en mi talon al atardecer" - creo que adivinas que es de los trozos favoritos de tu escrito (yo, la eterna fanática de la historia de peter pan). Me encanta...la toxicidad de la relación con la propia sombra, la desesperación del estar, saciarse y hacer de los celos acción. Un trabajo magistral!

Ana María Fuster dijo...

Yiara, gracias de corazón por tus palabras, me llegan en buen momento, esta ha sido una de esos días....
un abrazote

no apta para la humanidad dijo...

Querida Ana María, llevo mucho tiempo perdida de tu blog pero me alegro muchísimo que me di la vuelta y encontré este exquisito texto. ¡Qué maravilla! Cuánta pasión, sensualidad y locura encierran estas palabras. Simplemente genial. Al igual que Iva estaré muchos de días pensando en este texto, me encantó.
No sabes cuánto me alegra haberme topado con tus escritos. Eres excelente, me fascina leerte!
Un abrazote inmenso