jueves, septiembre 07, 2006

Intermedio para confesiones de mujer


El confesionario

Confieso que soy mujer
que mi piel se ha desollado una y otra vez
en una mirada, en una palabra o en una mentira
y, aún así, mis pechos siguieron temblando.

Confieso, como el poeta, que he vivido
y en cada vida respiro el aliento de un secreto
cuando un nombre se convierte en promesas
muriendo lentamente en otro cuerpo.

Confieso que aspiré boca a boca
amantes de aire tierra y fuego
y sudaron sombras sobre mi espalda
evaporando recuerdos amnésicos de esperanza
tatuando mi esencia en sus soledades.

No me arrepiento.
Cómo hacerlo,
al menos, he amado.


Mayo 2004


Ana María Fuster Lavín


Del poemario inédito Anónimos y Clandestinos

31 comentarios:

MaReS dijo...

Esa es la mejor satisfaccion que queda el haber amado pura y exclusivamente. Precioso poema. Ana, gracias por tus comentarios en mi pagina, me agrada tener ese apoyo en este lado de mi vida (cibernetica).
Un abrazo!! Y nuevamente gracias por tus lindas palabras!

Yiara Sofía dijo...

Me uno a MaReS, aunque digo que amar puramente no quiere decir que es exclusivo. Hermoso escrito. Ahora no tan solo nos une el amor a la letra, los signos zodiacales, las fuerzas energéticas, las pérdidas...sino el mismo amor en el clandestinaje y confesiones susurradas a una caja cuyo cierre está sellado con hilos de plata. Abrazos!

Paulo dijo...

Como dice el poeta confieso que he vivido…
Los amores clandestinos son cuchillas lanzadas al viento.
Un beso Ana Maria, como siempre me seducen tus poemas.

no apta para la humanidad dijo...

Ay, Ana María, tremendo poema!
Curiosa la alusión a Neruda. Empecé a leer el primer verso y por alguna razón recordé el lamento del poeta de aveces cansarse de ser hombre. Y cuántas veces a mí no me ha pesado el ser mujer, el batallar con las hormonas, el dolor, el haber experimentado de todo desde el amor hasta el odio más profundo en mi piel, en mi esencia ineludiblemente femenina. Y con todo ese cansancio de ser mujer y de amar a una presencia ausente ¿cómo arrepentirse? El amor se escribe con sangre y el haber tenido esa valentía jamás será algo de lo cual me arrepentiré, no importa las circunstancias.
un abrazo a la dama duende, poeta, brujita y mujer fuerte

Noa- dijo...

Confieso que soy mujer, siento, vivo y deseo como mujer, me gusta ser mujer...

Saludos

gonzalo dijo...

confiesas entonces que de nada te arepientes y que profundizarías en tus pecados?

Ana María Fuster dijo...

Mares, hola mi amiga, sí la satisfacción de amar y ser amado a un ser especial, pero también enamorarse de la palabra. un abrazo

Yiara, mujer poesía, compartimos sensibilidades intensas. te quiero mucho

Paulo, el poeta es un amante clandestino, cuando sentimos ese deseo inmenso y un hormigueo recorriendo la espalda al leer sus poemas, no existe el tiempo ni las distancias. Eso es dejarse seducir por la poesía anónima y clandestina, más allá de los nombres y apellidos, más allá de los cuerpos... otro abrazo


No apta, querida amiga, que prontito te nos vas a la tierra de mi madre y mis abuelos... diste en el clavo, así como el dolor de Neruda, traspasándolo a cuerpo de mujer. Nuestras luchas femeninas hasta con el cuerpo mismo, tienes razón, y a su vez cómo arrepentirse de serlo... El amor tiene que ser valiente!!!! Un aplauso mi amiga, sigamos siendo valientes, luchadoras, inmensas.


Hola Noa!! Claro que sí, sigámonos confesando. una flor para ti.


Gonzalo, la poesía es intensidad de sensaciones que van más allá de la mera realidad y las rutinas, no hay una biografía terrenal en los versos, sino honestidad en el uso de la palabra misma. No creo en los pecados, son terminologías religiosas que no comparto. No me arrepiento de vivir ni de amar, ni de soñar, ni tan siquiera un poquito de escribir y crear, tampoco de ser mujer. Bienvenido a esta ciudad silente Gonzalo, que se repita tu visita y comentarios.

tirasdepapel dijo...

Precioso! SImplemente lograste que mi piel se herizara... esa frase con la que cerraste... "al menos, he amado"... uuuf me pegó en el alma... entre aires de indignación concluiste como una triunfadora, y es que lo eres... como madre, como mujer... como poeta...
Si de confesiones se trata, tengo mucho que escribir... Si no te molesta, podría usar tu título como inspiración para mi mente?
Un besotote amiga! y un abrazo a la distancia!

Gatto dijo...

Arrepéntirnos de lo que no hemos hecho. Eso es. Así lo veo yo.

Besos ronroneados

Aiutami, Schopenhauer!!!!!! dijo...

Ana María, gracias por publicar aquí ese poema. Leyendo tus palabras cierro los ojos y respiro porfundamente. Has cristalizado, haciéndolas revivir, las sensaciones que en este momento me hacen vibrar. Gracias. Tus versos son caricias.

ella y yo dijo...

Ana Maria siempre he pensado que la poesía esta limitada solo a virtuosos y tu tienes el don de escribir versos clandestinos.

Yume dijo...

bellos escritos, lo digo y mas porque se ve que eres una mujer de admirar... y es verdad hay que enorgullecerce de ser mujer! la fuerza de una mujer es indescriptible y su belleza es inimaginable... mas si se valora su alma

ojitos dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
ojitos dijo...

deambular, sea por la alcoba o por la vida, sin haber amado, le resta a la experiencia humana. esculpirnos de sombras en una palabra, confiesa que somos mujeres completas.
un abrazo anama.

PEREGRINO dijo...

Ana...que bello escrito. Has plasmado esa belleza eterea del amor que rodea a las mujeres. Ciertamente lleno de sentimientos, esos que un ser humano desbordaria en una entrega total. Realmente fabuloso...

Brindo por esas confesiones que nos llevan a adorar la vida...

Edgardo Soto Torres dijo...

Vivamos
eternizados en la Palabra cincelando la eternidad
de lo breve
en la carne
tatuando esperanzas
para un ayer.....

Un poema en la tradición de Yo Misma Fui Mi Ruta....eres grande!

Estela dijo...

Todas estamos llenas de confesiones. Esta es una magistral. Aun guardo algunas confesiones, esas siempre me acompañarán como parte del pasado. Tu poesía es puro sentimiento y matiz de mujer. Gracias por tu visita a mi blog.

gonzalo dijo...

puedo mandarte un abrazo?

Iva dijo...

esa tercera estrófa es magistral ana maría! un abrazo...

EL VERSÓGRAFO dijo...

Qué amazona, qué bella, qué generosa, qué valiente, yo que también se de amor y de descordura, te amé en tu lectura. Gracias, Cuánta belleza cuando los versos nacen del alma del amor!!!
GRACIAS MUJER!!!!

Ana María Fuster dijo...

Hola Nana Tiras, sí guardamos tantos tesoros, alegrías, dolores, angustias, sueños y pesadillas, metas y frustraciones, que jamás deberíamos tenerle miedo a la página en blanco, un manantial de letras nos refresca las manos... Son las confesiones de todos esos seres maravillosos o atormentados que nos habitan. Esto nos lleva a buscar siempre el lado tierno, iluminado, multicolor en ese ser mujer, poeta, madre...
un beso amiguita.

Gatto, qué bien está eso que dices de "Arrepéntirnos de lo que no hemos hecho." Es cierto, de la mayoría de cosas que me arrepiento en mi vida, son de esas que no hice, que no me atreví... un abrazo

Latebiosa-aiutami... desde Puerto Rico a Italia te envío un abrazo versante de cariño y solidaridad, gracias a ti también por compartir tu cuento. un beso

Ella y yo... No, no creo alcanzar un categoría tan sublime como el virtusismo, me halagas, me conmuevo, pero acepto que me falta tanto tanto por aprender, por leer y escribir, tan sólo soy aprendiz de poeta, gracias por tu hermosa generosidad, me motivas a seguir escribiendo, bienvenido(a) a esta Ciudad Silente...

Yume, gracias, eres muy buena conmigo. Sí, tenemos que estar intensamente orgullosas de ser mujer con todo lo que implica. un abrazote.

Ojitos-Jo amiga poeta, amar, amar intensamente, sin arrepentirse de la más mínima sensación, escribir, escribir sin miedo a desnudar cada letra, cada sonido, cada sombra en el verso. un beso

Hola Peregrino!! Gracias por compartir siempre tu sensibilidad, por comprendernos... otro abrazo

Ana María Fuster dijo...

Edgardo, amigo, seguimos soñando entre la música, la palabra y las esperanzas, las tatuamos en el alma, para que perduren más allá de las distintas muertes, para nacer cada vez más iluminados, fuertes y sensibles. Gracias por visitar la ciudad silente, un beso y una flor.

Hola Estela, querida amiga, bienvenida al mundo Bloggero!! Gracias por tus palabras, que se sienten con mucho cariño. Somos mundos llenos de secretos, fantasías, amor y creatividad. Sabes, este poema, más que a un amor clandestino, lo escribí dos o tres meses después de que mi EX marido se fuera, por un tiempo sentí que había vivido nueve años en un espejismo, muchos dolores, pero tampoco me arrepentí de haberlo amado, así somos... las mujeres...
un abrazo

Gonzalo, es un abrazo bien recibido y reciprocado.



Iva, gracias!!! Sí, esa tercera estrofa es el exorcismo total!!! Estoy muy agradecida con tus palabras. un beso

Versógrafo, qué lindo es eso de amar a alguien en su lectura, bello e intenso. el amor es el mejor abono de la palabra.
un abrazo

La Caribeña dijo...

El que no ha amado, no ha vivido plenamente. Al menos así lo veo yo.
Puedes visitarme en:

http://escrituravehemente.blogspot.com

Saludos

El Navegante dijo...

Una confesión de MUJER, así escrirto, con el arte y la experiencia de vida de una ARTISTA, así escrito, deliciosamente, y que por esas cosas que a veces el destino nos permtie disfrutar, es mi querida AMIGA, así escrito.
Como no puede ser escrito de otra forma FELICITACIONES POR TU ARTE, Y UN BESO ENORME.

V i l l a v i c e n c i o dijo...

Estimada Ana María: te invitamos a conocer y presentarle a tus congéneres el blog de nuestra Revista Descontexto (http://descontexto.blogspot.com), si es que llega a ser de tu agrado, claro está. Cariños y mucha suerte.

Ana María Fuster dijo...

Hola Caribeña, bienvenida, no sabes cuánto disfruté y me reí con las ocurrencias de tu blog, gracias por la visita, es cierto, sin amor no hay poesía...

Navegante, fue un poema cargado de emociones y dolor, gracias siempre AMIGO, por tus palabras y amistad. un beso

Villavicencio, bienvenido a la ciudad silente, te espero de nuevo por estos callejones apalabrados... Visité tu blog, muy documentado y fascinante!!

Miguel A. Ayala dijo...

Excelente poema es una joya.
Estoy de acuerdo en que la tercera estrofa está fuera de serie y el remate no se queda atras
No me arrepiento...
Que tengas buen día. A tus órdenes, Miguel.

Taty Hernandez dijo...

Pues yo confieso que he confesado estar amando sin haber despertado el más pequeño deseo de consideración. Y soy feliz... Por haber amado.

Bellísimo poema Ana María tierno como una cordillera troceada en amarillos.

Taty H.

Patricia Minalla dijo...

Ana he vuelto por estos lares y la verdad estoy muy complacida de leerte y de leer los trabajos de los demas colegas.He visto tus mensajes en mi blog, mil gracias.

Hermosa radiografía del no arrepentimiento

"...cuando un nombre se convierte en promesas
muriendo lentamente en otro cuerpo..."

Bello, con el cariño de siempre

Pa.

Ana María Fuster dijo...

Hola Miguel!!!
Muchas gracias por tus palabras, son siempre bien recibidas, sabes sentir la poesía en cada acto de la vida, eso es sensacional...
un abrazo

Taty, querida amiga poeta, BIENVENIDA, para mí es un honor tu visita a esta ciudad silente, recibe mis cariños y sensibilidad, ya el año que viene en la FIL de Sto Domingo tendré la oportunidad de darte un abrazo.
Así es... y cómo arrepentirnos de haber amado...??? y de amar aún!!!
Qué rica metáfora me obsequias...

Hola Patricia amiga, que bien tu vista nuevamente, sí, tú lo entiendes. Gracias por tus palabras, al igual que a Taty, espero verte el año que viene en la Feria, ya te aviso qué días voy.
un abrazote

A.T.V. dijo...

Proviniendo de tus manos los ojos no podrian leer menos. Siempre me sorprendes con cada trazo de tinta y palabra. Hermosos amiga. Yo tambien quiero confesarlo, "al menos he amado".
A.