sábado, diciembre 09, 2006

Breve Blogoscopía literaria-invitado Francisco Font Acevedo

Breve blogoscopía literaria
Por: Francisco Font Acevedo
para Radio Universidad de Puerto Rico


Cierre el libro, siéntese cómodo frente a la pantalla de su computadora y conéctese a la Internet. En el buscador escriba www.blogger.com y ya estará en la antesala de un archivo de más de 54 millones de weblogs o bitácoras virtuales que le ofrecen a manos llenas una experiencia de lectura diferente y enriquecedora, muy diferente a la del libro impreso. En efecto, el weblog o simplemente blog es otra forma de libro, un texto virtual de orden invertido en el cual la primera página es siempre la última escrita por el escritor bloguero. Este soporte tecnológico, que comenzó a popularizarse desde 1999, se cierne hoy como un fenómeno mundial que impacta prácticamente todos los rincones del planeta y cuyas repercusiones apenas comenzamos a vislumbrar.

Sin duda varios factores influyen en la popularidad del blog. Es una herramienta fácil de usar, es gratis y admite textos escritos, visuales y auditivos. Esta maleabilidad discursiva permite experimentaciones que no admite el libro convencional. Sus usos, por lo tanto, son prácticamente ilimitados. Como señala Manuel Clavell Carrasquillo en su artículo “Revolución bloguera”, “un blog es, al mismo tiempo, un diario personal y público, un foro de discusión, un almacén de publicaciones (una biblioteca sin libros), un arma mortal, una revista, un zafacón de ideas inútiles, un periódico, una vellonera, una vitrina de vanidades y un álbum de imágenes”. Al igual que en el mercado del libro impreso, en la blogosfera la calidad de los contenidos está determinada por el escritor o bloguero, no por el medio.

En cuanto a la literatura, el impacto del blog es arrollador. Es un medio de publicación de textos que altera las prácticas de la escritura y la lectura, así como la relación entre escritura, publicación y difusión. Contrario al mercado editorial convencional, se prescinde de editores y un texto escrito puede publicarse y difundirse enseguida a millones de posibles lectores, más allá de fronteras nacionales. A su vez, estrecha la relación entre escritor y lector, puesto que en muchos blogs se puede comentar lo leído, lo cual resalta la cualidad dialógica del texto sin mediaciones.

Precisamente, porque el blog representa una popularización de la escritura que socava los elitismos culturales y las políticas excluyentes del mundo editorial, en Puerto Rico (y otros lugares, claro) es objeto de ataques y prejuicios por parte de instituciones, editores, críticos y escritores que validan la escritura literaria por el libro impreso. Se trata de una visión intelectualmente rancia y apocalíptica: se teme la erosión del prestigio del libro y la eventual desaparición de éste. Nada, sin embargo, impide la coexistencia del blog y el mercado editorial convencional. Cada día se venden más libros, cada día se crean más blogs.

No es extraño tampoco que escritores de reconocido mérito intelectual como Javier Marías, Edmundo Paz Soldán y Rita Indiana Hernández tengan su propio blog. Un excelente blog como Estruendomudo de Manuel Clavell Carrasquillo, premiado por el Overseas Press Club como el mejor medio de prensa en Internet, sirve para hacer periodismo cultural. Otro blog, Boomeran(g), explora la escritura colectiva de cinco escritores desde París, Barcelona, Nueva York, México y Buenos Aires.

Sea porque quiera ampliar sus horizontes de lectura o porque desee explorar formas alternas e inclusivas de publicación y difusión, la blogosfera ofrece un amplio universo textual, accesible y gratuito. Y no se preocupe por los almidonados profetas del Apocalipsis: cuando apague la computadora, los libros y las librerías todavía seguirán allí.

Francisco Font Acevedo
Narrador, crítico literario
puertorriqueño

6 comentarios:

El detective amaestrado dijo...

Es curioso, con tantos avances técnicos, pero el papel predominante de la palabra como vehículo de comunicación entre iguales no pierde vigencia

Paulo dijo...

Ana Maria, sabes que yo mientras trabajo escucho es radio on line mi programa favorito es piedra, papel y tijera.

Con respecto a los blog, solo puedo decir que es el mejor medio de comunicación informal que existe. Y estoy seguro que nunca se perderá el palpar un libro, olerlo y sentir la textura de sus hojas.

jay dijo...

Ana... no tiene nada q ver con el tema. Pero queria dejarte sabe q te envie un e-mail.

Ciao!

Abdiel Echevarría dijo...

Los blogs son sumamente útiles, por mi parte, creo que han hecho el mundo más pequeño igual que a las distancias, pero a fin de cuentas, nunca podrán satisfacer la necesidad de los cuerpos, de la textura y del olor... Bienvenidos los blogs, pero tenemos que enseñarle a las nuevas generaciones el amor por los libros, si no corremos el peligro de que le pierdan el gusto a lo que no ha sido su realidad. Tal vez no ahora, pero en las próximas décadas se estarán produciendo niños y niñas capaces de teclear solamente. El balance, es necesario. Por ejemplo, aunque el email es más rápido, en éste no podemos sentir el sabor de la esencia de quien escribe, la caligrafía está ausente del todo, el olor. En fin, y aunque se inventen un método cibernético para escribir a mano tipo Satar Wars, nunca será lo mismo.

J. Colon-Bilbraut dijo...

Creo que los blogs han ayudado a muchas personas a validar las situaciones que viven o las emociones que sienten al saber que otros sienten y padecen como ellos, dando oportunidad a que se inicie un dialgo entre el escritor y el lector. Esto ultimo,tiene un valor incalculable.

FFA dijo...

Para los interesados en leer sobre otros usos del blog que no son literarios, lea el comentario de la Prof. Noelia Quintero Herencia, "Blog, nueva modalidad de periodismo cibernético" en el siguiente link de Radio Universidad: http://www.radiouniversidad.pr/analisis.html.