lunes, mayo 26, 2008

haikus para la piel

El sueño de un tatuaje en el espejo
Haikus



Tocar la puerta
palpar la espesura
lenguar el túnel

Tu mundo abierto
dos puntas de salitre
deshojándose.

Callejón final:
una boca de flores
susurra miel.

Subir y bajar
lactar curvas y cuevas
bajar y subir.

Miradas verdes:
pétalo de horizonte
florecen risas…

Amar tus lilas
es libar dos ninfas
espejándonos.

Mi mundo quema,
tu reflejo piel mi piel:
nosotras soy yo.

Cerrar la puerta
vibrar enredaderas
tatuar mi sueño.

Ana María Fuster






6 comentarios:

José H. Cáez Romero dijo...

Esto de escribir haikus para mí es difícil, la métrica siempre me los daña, en cambio hermana a ti te salen naturales. Jum, qué se estará cosechando por ahí con tanto Haiku y tanta pasión encerrada. Un beso.

Anónimo dijo...

¿Haikus?
5
7
5

Sí, los conté, te quedaron

¿Erotismo?
Pues sí, pero no me gusta que usen la poesía para hablar de sexo, creo que hay temas más trascendentales.
Quizás es que no soy muy dado a que las mujeres usen la sensualidad como arte. Por eso no entiendo cómo dominando tanto la señorita Fuster Lavín las técnicas del cuento y la poesía, las desperdicia en pornografía.
Creo que esto te lo dije en persona una vez en San Juan cuando te premiaron por unos cuentos.

Anónimo dijo...

...y donde puede estar el soplo pornografico?...estimado lector anonimo vuelva a leer el poema;...espejismos, materia de una posibilidad, hambre de imagenes...no sigo modas con eso de los haikús, busco una respuesta en la palabra cercana a lo exacto...pero la sensualidad que propone la poeta...valida la intención de la sensualidad al poema y por el poema.

marioantonio rosa.

Ana María Fuster dijo...

Gracias José y Marioantonio por sus comentarios, por la solidaridad y cofradía, brindemos por la poesía

Al Sr. Anónimo, muchas gracias por sus divagaciones sobre el moralismo, acepto la crítica, pero no las posiciones fundamentalistas y misóginas, pero lo dejo así de superficial como lo han sido sus palabras.

Madam dijo...

Yo soy de moralidad light. A mi que me den poesía erótica y más si la escribes tú.

¿No se supone que con la libertad de expresión todo vale? ¿O es que la literatura también necesita mordazas?

No! Mucho menos cuando el discurso de pornógrafas se le atribuye a una mujer, en eso siempre hay disparidad.

Interesante el debate. Besos hermana!

no apta para la humanidad dijo...

amiga, a mí me encantaron estos haikus y me gusta mucho el manejo de lo erótico en tu poesía. se trata de explorar la sensualidad y musicalidad de la palabra escrita.
Creo que todavía vivimos en una sociedad en la que choca y sorprende cuando una mujer reflexiona sobre la sensualidad femenina, como pudimos ver en el caso del ICP donde el contralor levantó armas ante fotografías principalmente de mujeres artistas.
lo cierto es que trabajar la sexualidad y el erotismo en el arte no lo convierte automáticamente en pornografía.
he leído muchísimo material sexual de Cortázar, García Márquez, Saramago, Benedetti...the list goes on and on, y a nadie se le ha ocurrido llamarlos pornógrafos sólo porque hayan descrito escenas muy sexuales.
y no creo que la poesía tenga que ser excepción: arte es arte, punto.
no tiene que gustarle a todo el mundo pero eso no lo hace pornográfico.
pero bueno, si tus poemas sensuales son un desperdicio pues yo digo que sigas desperdiciando versos así que me encantan leerlos!