miércoles, junio 21, 2006

Desde El libro de las sombras...

Lluvia


Sigue lloviendo.
Quizás un viejo amante recuerde mi espalda
mientras bocabajo yo pintaba duendes en la tierra
que besaban mis dedos cansados de luchas infinitas.

Sigue lloviendo.
Aun así,
amé más allá de estas cataratas de estrellas negras
y mis ojos se perdieron abandonados en las constelaciones,
sin sed ni hambre,
las palabras colman mis sueños.

Sigue lloviendo.
Los espejismos invaden la noche
y las sombras me invitan a volar sobre la ciudad
de esperanzas dormidas sobre el titilar de alguna cama
y la risa de un niño amanece en un rincón iluminado.

Sigue lloviendo.
Y me arranco estos harapos de princesa de los silencios
peregrino desnuda por calles vacías de amores
ungiendo de sándalo vaginal el vértigo estéril de un pueblo.

Sigue lloviendo,
quizás, mañana diluvie.


Ana María Fuster

de
El libro de las sombras

10 comentarios:

Madam dijo...

Curioso que hoy es el solsticio de verano (mayor cantidad de horas luz) y el día tan lluvioso ha tenido un efecto raro en mi. La lluvia, como la describes, ha inundado la cabeza y los sentimientos. Ese aguacero que paraliza a uno sin permitir disfrutar del momento, y recordar que mañana puede que llegue la luz.

Un abrazo amiguita. En espera de un día soleado quedamos. :)

PEREGRINO dijo...

Saludos. Te dire que lo encontre uno muy sensual y social. Esa combinacion de lluvia y noche...me hace pensar en amor en la playa, en tocarse y conocerse uno mismo. Realmente excitante. Ademas esa oracion: "ungiendo de sándalo vaginal el vértigo estéril de un pueblo", wao...orgasmico y social.

Brindo por la inspiracion que causa el amor en todas sus formas y personalidades.

Miguel A. Ayala dijo...

Excelente Poema Ana María.
Luego de leerlo recordé otro poema que dice en uno de sus versos lo que sosobra dadaña, en el tuyo nada sobra y todo está en su lugar, que tengas buen día,sale un abrazo. A tus órdenes, Miguel.

Baco dijo...

Desnuda te cruzas en mi camino, fria y humeda, tersa y silenciosa... te beso.

Sigue lloviendo.

Ana María Fuster dijo...

Madam querida, como te comenté estuvimos compartiendo ánimos, cuando uno amanece lacrimógeno y las nubes son solidarias... ¿llegará la luz hoy? un abrazote mi amiga...

Peregrino, gracias, y sí... es un juego de sensaciones de madre tierra, de afrodita, de diana cazadora, de sensualidad y lucha... otro brindis...

Miguel, economía de palabras y muchas sensaciones, esa fue la idea cuando lo escribí hace unos tres años... pero ayer de camino a casa recordé esos versos de un poemario engavetado, sabes surgío de un noviembre 2003, más de una semana lloviendo y la adorada Mairym envió un poema sensacional, así le contesté a su poema y a mi corazón... también te deseo un gran día, gracias por tu palabras!!!!!

Baco, un torbellino, dos cuerpos, los labios conspiran, en el horizonte, un arco iris...

El Navegante dijo...

Querida Ana María:
creo haber venido en alguna oprotunidad a navegar este presitigioso puerto de las letras,a decirte BIENVENIDA A BORDO !!!.
Si no lo hice, yo mismo me ataré para azotarme, por maleducado, en el palo mayor de mi barco.
Aún me cuesta creer que una escritora de tus valuartes, me deje conetariso tan pareciados en mi bitácora.
Te agradezco de cora´zon, sobre todo el saber arpeciar la sensibilidad con que a veces con escasos recursos intelectuales , uno puede expresar al menos los sentimientos.
Y a tí te comento, que ese suae diluvio habrá de llegar seguramente a quin es capaz de vivir esas sensaciones y narrarlas de una forma tan sublime,con expresiones que paecen extraídas de una fábula dorada.
Te felicito, espero te permitas dejar arribar la felicidad a tu alma, que desde luego sólo puede ser abarcada por aquél que valore el tesoro borinquen oculto que guardas dentro de ella.
Un besito

Martin Bolivar dijo...

Así lo espero, !que diluvie bien fuerte¡...

Ana María Fuster dijo...

Navegante muchas gracias por tus palabras!!! un fuerte abrazo desde Puerto Rico, sabes, hoy ya no llueve....

Martín, y es así, diluvió...

Madam dijo...

¡Salió el sol! :):):) Un beso amiga.

Ana María Fuster dijo...

Madam, querida amiga, hoy también amanecí especialmente feliz... un abrazote