miércoles, agosto 08, 2007

Desde el mundto de la erótica, parte 7-- Amarilis Tavarez Vales


Destilando

Tus manos hacen miel entre mis piernas,
tu boca de mavi estremece mi piel,
tu voz en calma me seduce.

He anulado el pensamiento,
para entregar mis olores mas íntimos, sin temor;
obedezco sin reservas esta fuerza brutal que me nace adentro
y no me permite el lujo de razonar, ni detenerme.

Tus manos hacen prodigios en mi rostro.
Tus palabras de rocío me conducen a fiarme sin temer,
a lanzarme al pozo profundo y oscuro
que no parece tener regreso.

Aquí está el abecedario emplumado sobre las teclas de tu piano.
Aquí yace el cojín de colores que tejiste en desvelos,
la humedad que deshoja la arritmia encorvada de mi respiración,
los vocablos deshonestos que se tornan poesía
cuando lo acompaña este baile de prohibida seducción.
Aquí están mis manos llenas de juramentos reposados
hasta el momento de liberar la fiera dormida que las habita.
Veme descubierta y siendo esto que soy…
Contigo.


*************


Traigo

Para llegar a su cuerpo dibujé una parábola…
Carlos Roberto Gómez Beras


Traigo un par de caracoles

en mis orejas

en honor a la braveza

de tus zonas costeras

a tus precipicios

a tu hermosa melena

a la sal de tus poros

a tu mirada coqueta.


Traigo colgadas algas

como pulseras

un tentáculo de pulpo

marcado en mi cadera

un temblor de tsunami

alojado entre mis piernas

y una danza de tambores

que me aloca y me aquieta.


Traigo tu blanca espesura

de tentación y condena

como graffiti expuesto

bajo un puente de quimeras

un tumulto de silencios

en mi rosario sin cuentas

y este placer arrastrado

con maestría de culebra.


Traigo en toda la piel

el mapa de tu silueta

un abecedario de gemidos

zigzagueando por mis venas

el estruendo de mil ríos

sin orillas ni represa

la inundación inminente

de cuando abren compuertas.


*************

1.
Posibilidades

Existe un universo de posibilidades promisorias

en los acantilados de tu desnudez.

2.
Rozándote

Rozándote los labios

conocí el estruendo

de las muchas aguas.

3.
-sin título-

Y me descubrí desierto
ante tus manantiales.

*******


Barca

Mis dedos desnudos buscan,
rebuscan,
escudriñan,
escrutan,
se agitan sin piedad
buscando el detonar inmisericorde
de la promesa de la lluvia.
Heme aquí como arca,
como barcaza que no teme lanzarse
a la aventura de tus aguas.
Señora Matsu, ¿me esperas para arrebatarme hasta las nubes?

Amarilis Tavarez Vales

poeta puertorriqueña

Ha publicado el poemario Realid(h)ades (Isla Negra eds., 2006)


visita su blog

Cuadro de W. A. Bouquereau

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Ese poema Destilando me parece tan erotico, esa linea de la miel entre las piernas. Siento la entrega que tiene la poeta: prodigios en su rostro, fiarse sin temer, piel estremecida, voz que la seduce. En el poema Traigo me detiene un poco la rima, pero hay musicalidad y buenas imagenes. Hay mucha senxualidad en estos versos, bravo!

Dra. E.A. dijo...

Yo le escribí a Amarilis en su blog que me gustaba su poesía pero no había leído demasiado su erotismo, ese poema Barca es como la mejor masturbación en un poema. puñeta, te botaste!

Madam dijo...

Ay me dio hambre y ganas de embarrar en miel. :) Amarilis es una chulería. :)

Bohemio Torturado dijo...

pase por aqui... pero por razones de tiempo... no puedo leerte...

me pasare mas tarde... no te salvas

Dra. E.A. dijo...

Amarilis y Ana María, ¿se atreven a tirarse un duelo con microfono y cerveza? puñeta!

Ana dijo...

Fuego, el mundo está en llamas!
Felicitaciones Amarilis, pirómana!
:)

Amarilis Tavarez Vales dijo...

Primero que todo, Ana Maria, amiga gracias por todo lo que das con humildad y respeto. Ojala y el planeta estuviese habitado por mas mujeres como tu. La oportunidad que nos brindas es invaluable. Un abrazo y te veo el miércoles.

Anónimo, gracias por tu comentario, me parece que le diste casco al poema Destilando y eso me halaga.

Dra, como siempre desde que te leí, un placer y par de carcajadas, eres increible, cuando sabre quien eres?? Y bueno, me encantaría volver a leer junto a Ana Maria, pero no en duelo, por favor, me aniquilaría! La tinta de esta mujer es brava!!

Madam, dulce compañera, si hay hambre debemos comer!!! Espero verte prontito y poder darte un abrazo.

Bohemio, regresa y condéname, no tengo intenciones de salvarme.

Ana, corazón, el fuego es pasión y arrebato. Que rico! Gracias por leerme, pirómana hermana ;)

A todos , que las letras nunca dejen de fluir.
Amarilis

Carlos Vázquez Cruz dijo...

¡Qué bella, Amarilis, Dios mío! Sobre todo, me fascinó la rima del segundo poema en estos tiempos en que tanta gente la evade a muerte. Definitivamente, un buen trabajo es más que "ABBA, ABAB". Las imágenes tienen poder, y el ritmo y la rima de los versos cortos me hicieron chorrearme cuesta abajo por el poema como el niño que se echa a dar vueltas por una colina, o como quien se deja halar seductoramente por un remolino, aunque sepa que al final le espera la delicia de una exquisita muerte. Tú, mátame, que ya aprendí a sufrir. Moriré con una sonrisa complacida al punto de tu nombre.

Ana María Fuster dijo...

Amarilis Tavarez, querida amiga del alma, eres una gran persona, una gran escritora y ambas te iluminan... gracias a ti por el honor que le haces a esta ciudad silente que grita muy fuerte.
un abrazo eterno