domingo, abril 08, 2007

Desde el Pulpo-Imagen y palabra-por María de Lourdes Javier

algunas notas sobre El Pulpo



El pasado jueves 29 de marzo se presentó el resultado de un proyecto interesantísimo que reunía a 25 escritores con 25 artistas plásticos puertorriqueños para hacer un libro gigante. La obra, en parte performance, en parte Artist Book, en parte objeto artístico, presentó un junte de tanto talento. Para mí, el aspecto más interesante de esta iniciativa fue el encuentro de dos formas de expresión artística distintas. Los escritores se vieron en la obligación de pensar en el aspecto visual de sus letras y los artistas tuvieron que explorar lo literario de la plástica. Dos formas de creatividad distintas que convergen para crear una obra.

Creo que una coincidencia tan especial ameritaba una presentación más interesante. Con toda honestidad no entendí muy bien el performance que hizo el organizador del evento, Papo Colo. Apareció vestido como un verdugo vagabundo haciendo un conteo del 51 al 0, con la participación del público. Entiendo que lo que se quería destacar era el número 51, que para Colo representa la democracia (la mitad más uno) pero me parece que se podría haber hecho algo que guardara relación con el proyecto mismo. Por ejemplo, creo que hubiese sido interesante haber dejado uno de los paneles sin pintar y que lo colocaran en el centro, quizás en el piso. Poco a poco los artistas y escritores presentes podrían irse acercando para dejar algún dibujo, emblema, letras, lo que fuera, a modo de firma o quizás a modo de cadáver exquisito. Luego ese panel se podría haber colocado al final del "libro", como el colofón de los manuscritos iluminados. La lectura como tal me gustó mucho. Personalmente me conmovió escuchar a Elizam Escobar, artista y escritor, declamando un poema suyo. Me pareció perfecto para una actividad que pretendía unir el ámbito literario y el artístico en una sola obra.

En cuanto a los paneles, yo hubiese agradecido que de alguna manera se identificaran los nombres de los escritores y artistas que trabajaron en cada uno ya que no todos estaban firmados. Sé que en realidad no debe de ser relevane, pero a mí me interesaba ver cómo los escritores se acoplaban con los artistas y vice versa. Aparte del hecho que me quedé con la curiosidad de idenfiticar la obra de algunos artistas que admiro mucho. Me parece que los paneles de Magaly Quiñones-Rafael Trelles, Ché Meléndez-Elizam Escobar y Ana María Fuster-Ricardo Ávalo fueron los que más armonía pude sentir entre el aspecto visual y el texto. Noté que en un panel cada cual trabajó un lado del panel, aunque no recuerdo quiénes fueron.

No sé a qué se debió esa decisión, pero lo cierto es que los paneles más interesantes eran los que se notaba un esfuerzo de colaboración. Algunos con toda honestidad me dejaron un poco perpleja, como el panel que tenía a Oscar (de Sesame Street) y Mama Inés suicidándose y el de René Pérez "Calle 13" que presentaba distintas deidades y un diálogo con Calle 13, al menos eso me pareció ver. (Dicho sea de paso, me hubiese parecido más propicio si la participación de René Pérez en la actividad hubiese sido como artista plástico, porque realmente es un artista y según tengo entendido muy bueno también. )

Independientemente de mi falta de comprensión de esos paneles, que admito puede deberse a mi propia ignorancia (o el cansancio que tenía cuando los vi) pienso que es un trabajo que vale la pena ser visto porque históricamente quién sabe cuándo vuelva a ocurrir un evento como este. El "libro" está en exhibición en la Galería Nacional (Convento de los Dominicos) en el Viejo San Juan y de veras que recomiendo que lo vean.

Espero que se sigan haciendo actividades que exploren los vínculos entre la literatura y las artes plásticas porque me resultan fascinantes. Quizás en un futuro se podría retar a los escritores a crear una obra visual y a los artistas a escribir, a ver qué sale.

*En la foto, tomada del Nuevo Día del 29 de marzo del 2007, aparece la amiga escritora Ana María Fuster pintando su panel.
Escrito por

No apta para la humanidad
La autora está terminando un doctorado en historia del arte en la Universidad de Salamanca
Cortesía de su blog:
http://laverdaddelasmentiras.blogspot.com/2007/03/algunas-notas-sobre-el-pulpo.html

Otras fotos

1. Trabajo de Rafi Trelles y Magaly Quiñonez


2. La poeta Chiara Merino en su panel


3. La escritora Ana María Fuster y el pintor Ricardo Avalo terminan su obra


4. Miguel frente a la obra de su mami


5. Ricardo Avalo en acción


6. Miguel observa panel de Chiara Merino, al lado (La paz grita, el silencio serpentea, sangre y cadenas) el segundo panel de su mami, en este caso hicimos un graffiti, versos del poema Preludio de El Libro de las sombras, desde el pincel de Ricardo Avalo


7. Che Meléndez comenzando su trabajo, que terminara luego Elizam Escobar



8. Mayra Santos y Rafi Trelles


9. Carlos Esteban Cana entrevista a Magaly Quiñones

4 comentarios:

José Borges dijo...

Parece que fue un proyecto interesante. ¿Se repetirá algún día?

Saludos.

mundaca dijo...

me gusta la idea, aca andamos haciendo algo parecido en un proyecto multidiciplinario con miras al festival internacional afrocaribeño, me gustaría saber como encuentro o contacto a algunas de estas personas

le dejo mi correo por cualquier cosa ana, un abrazo


acorpuscan@gmail.com

Ana María Fuster dijo...

Hola José, gracias por la visita, de pasó, muy muy bueno tu texto publicado en el Nuevo Dia... Sobre el Pulpo, creo que todavía se está exponiendo en la Galería Nacional (Patio del antiguo Convento de los Dominicos en el V.S.J.)
un abrazote

Hola Mundaca, luego te escribo y te doy alguna información, exitos, gracias por la visita!!!

AkashA DulcineA dijo...

De la fusión de las artes siempre da como resultado un collage de intensidad...

Dejo Huellas de Colmillos... V V