miércoles, octubre 24, 2007

Apoya la candidatura de Luis Rafael Sánchez


Luis Rafael para el Cervantes

El escritor es el tercer boricua cuyo nombre es propuesto a la candidatura al galardón, junto a Francisco Matos Paoli y Enrique Laguerre, noticia que recibió con profunda sorpresa.





Por Mario Alegre Barrios / malegre@elnuevodia.com

Con una mezcla de perplejidad y emoción recibió ayer Luis Rafael Sánchez la noticia de que la Academia Puertorriqueña de la Lengua Española había sometido oficialmente su nombre como candidato al Premio de Literatura en Lengua Castellana Miguel de Cervantes 2007.
“Me dejas perplejo y también conmovido... no sabía nada, me estoy enterando por ti”, fueron las primeras palabras que el escritor pronuncio a través del teléfono a El Nuevo Día, luego de un silencio que pareció eterno, mientras digería la buena nueva. “Los honores, como los amores, llegan, no se buscan y esto ya te lo había comentado hace muchos años en una entrevista”.
De esta manera, el autor de Quíntuples se convierte en el tercer escritor puertorriqueño en ser candidato al que es considerado el máximo honor literario en español, en compañía de Francisco Matos Paoli y Enrique Laguerre.

"Es un privilegio inmenso y me siento profundamente halagado... los honores, como los amores, llegan, no se buscan”
Luis Rafael Sánchez


El Premio Miguel de Cervantes es el máximo reconocimiento a la labor creadora de escritores españoles e hispanoamericanos cuya obra haya contribuido a enriquecer de forma notable el patrimonio literario en lengua española.

El galardón se instituyó en 1974 y el primero se entregó en 1976 al escritor español Jorge Guillén. Al año siguiente, el premiado fue el cubano Alejo Carpentier y en 1978 Dámaso Alonso, también de España. Durante este siglo, los galardonados han sido el colombiano Álvaro Mutis (2001), el español José Jiménez Lozano (2002), el chileno Gonzalo Rojas (2003), el español Rafael Sánchez Ferlosio (2004), el mexicano Sergio Pitol (2005) y el español Antonio Gamoneda (2006).

A este premio puede ser propuesto cualquier autor cuya obra literaria esté escrita, totalmente o en su parte esencial, en español. Pueden presentar candidatos las Academias de la Lengua Española; los autores premiados en anteriores convocatorias; las instituciones que, por su naturaleza, fines o contenidos, estén vinculadas a la literatura en lengua castellana y los miembros del jurado.

Actualmente, el jurado está compuesto por el Director de la Real Academia Española; el Presidente de una de las Academias de la Lengua Española hispanoamericanas en régimen rotatorio anual; el autor premiado en la anterior convocatoria y ocho personalidades del mundo académico, universitario y literario, españoles o hispanoamericanos, de reconocido prestigio.
Desde su creación, el Premio se falla a finales de año y se entrega el 23 de abril -día del fallecimiento de Miguel de Cervantes- en el Paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares, cuna del escritor.

Dramaturgo, narrador, ensayista, crítico y profesor universitario, Luis Rafael Sánchez es uno de los más prestigiosos escritores puertorriqueños. Su teatro renovó el género en Puerto Rico por medio de obras como Farsa del amor compradito (1961), La pasión según Antígona Pérez (1968) y Quíntuples (1984). Sus cuentos -reunidos en el volumen En cuerpo de camisa (1966)- inauguran, según ha dicho la crítica Mercedes López Baralt, “la narrativa moderna puertorriqueña”. La Guaracha del Macho Camacho, su novela del 1976, es una obra cumbre de la literatura puertorriqueña del siglo XX por su uso innovador, dramático y fuertemente alusivo del lenguaje, que introduce lo soez y lo obsceno como vehículo literario.

Fuertemente paródica y de una prodigiosa intertextualidad, esta obra brillante es, según el crítico Arcadio Díaz Quiñones, el texto puertorriqueño más difundido en el siglo XX. El escritor también ha publicado fabulaciones como La importancia de llamarse Daniel Santos (1988) y la reciente Indiscreciones de un perro gringo (2007), libros de ensayos como La guagua aérea (1983) y No llores por nosotros, Puerto Rico (1997) y ha reunido muchas de sus columnas periodísticas en el libro Devórame otra vez (2004).

Según el parte de prensa enviado por Maia Sherwood, de la Academia Puertorriqueña de la Lengua Española, esta entidad invita a las instituciones culturales puertorriqueñas que deseen apoyar la candidatura de Luis Rafael Sánchez a enviar su endoso a:
Academia Puertorriqueña de la Lengua Española,
Apartado 36-4008, San Juan, PR 009336-4008
o, por correo electrónico, a: malaret@coqui.net.
Para más información, favor de llamar al 787-721-6070.

Luis Rafael también aseguró a El Nuevo Día sentirse un poco “incómodo” con esta candidatura, pero que decía esto desde la humildad, porque nunca ha sido bueno para recibir honores. “Es un privilegio inmenso y me siento profundamente halagado... y también hecho un desastre, por no saber qué decir... me estoy enterando ahora, por esta llamada”, reitera. “Agradezco profundamente el gesto, algo que sé que está hecho con la más noble de las intenciones. Me conmueve que la Academia Puertorriqueña de la Lengua tenga en tan alta estima mi competencia creadora... por lo que respecta al premio en sí, que llegue si tiene que llegar”.

4 comentarios:

no apta para la humanidad dijo...

wow!! ¡qué emoción!
A mí lo que me encanta de Luis Rafael Sánchez es que con todo su talento siempre se ha mantenido muy humilde.
Si se lo dan no estaría nada mal improvisar un viaje!!
un abrazote!

almaenamorada dijo...

Hoolaa!
=)

No tengo el gusto de conocerle..sin embargo me encantaria!!
Que me recomeindas tu, de El?

Me ha dado gusto enterarme de tan gratas noticias.Y por supuesto, de visitarte!
;)

Besitosss******* amiga!

Danilo dijo...

Con estupor debo decir que no conozco la obra de Luis Rafael Sánchez, pero desde hoy no tengo excusa,.Un premio como el Cervantes, es como el Nobel de lengua Castellana, por tanto muy importante, y ya ser nominado es un premio.
Saludos..

Anónimo dijo...

Al borde del Atlántico Sur, desde la ciudad de Mar del Plata (Argentina) celebro emocionada la candidatura de Luis Rafael al Cervantes. Y cómo no! Porque su obra es majestuosa y rinde honor a la lengua española al entreverla, como debe ser y para placer, orgullo y honor de los latinoamericanos, con el habla de su Puerto Rico, de su Caribe natal. Hace tiempo titulé un trabajo sobre su narrativa "No habrá ninguno igual, no habrá ninguno", apropiándome de los versos de un tango que condensan la propiedad más indeleble de su voz inconfundible.
Brindo por la candidatura! Merecidísima!