martes, octubre 09, 2007

De El Libro de los Gritos 5

Tocó a la puerta dos veces,
a la tercera se encontró una inmensa nada y su sonrisa;
sonó el despertador,
tampoco soñaba.
Nota de la editora:
Mi blog es libre de censuras, pero no permitiré la publicación en éste de comentarios anónimos en los que se haga alusión peyorativa sobre otros escritores sean quienes fueren, no es mi estilo vapulear ni vilipendiar así como difamar publicamente a nadie, menos a un colega escritor. Cualquiera que se respete y respete la escritura no debe rebajarse a los juegos de escarnio... No trato de juzgar a nadie, cada cual que juegue en su cancha como desee, el juego en la Ciudad Silente será limpio.
Críticas negativas serán bien recibidas, estando firmadas

4 comentarios:

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Ana María Fuster dijo...

Mi blog es libre de censuras, pero no permitiré comentarios anónimos en los que se haga alusión peyorativa sobre otros escritores, no es mi estilo vapulear ni vilipendiar así como difamar publicamente a nadie...

El Navegante dijo...

Querida Ana María:
Has esbozado magisralmente en tres líneas apenas, lo que vaya a saber cuántas estrofas o rengloens me hubiese demandado a mí, por ejemplo, esbozar un sentimiento de soledad, de desamparo, de angustia, pro no decirte que yo también estoy comprobando últimamente que no estoy soñando, ante las nuevas corrientes por las que debo navegar ahora,como hombre solitario.
La vida nos lleva de la mano, verdad?
Con respecto a tu decisión, la aplaudo y apoyo plenamente, basta ya de cobardías, el mundo a merced de ellas, nos ha sometido a actos deleznables.
Al menos los que estamos con la mente abierta para pdoer crear, desde leugo en distintos niveles de cualidad, debemos dar el ejemplo, que mirándose a los ojos habla la gene de bien, sea de lo que sea.
Hace rato te debía está visita, asíq eu acepta mi ramo de pimpollos de rosas, que traje especialmente para tí.
Me quedaría en esta ciudad hasta que florezcan, no tengas dudas.
Un beso mi DISTINGUIDA AMIGA Y HERMANA BORICUA.
Fer.-

Miguel A. Ayala dijo...

Hola Ana María:

Espero que te encuentres bien.
Me encantó la parte del escrito
sobre la inmensa nada, la que tritura los huesos.
En cuanto al subtema... el que lanza lodo desde el anonimato deja al descubierto su falta de caracter
y la huella de su pequeña autoestima como firma en el rastro de su escapada.
Abrazo y que tengas un buen fin de semana, Miguel.