miércoles, julio 09, 2008

Una noche ochentosa de reafirmación decadente

sombras musicalizadas por Journey


puedo deshidratarme hasta perder la razón
tener sed de labios que no he sentido

llorar espejismos en el horizonte
y fracturarme el camino, las pisadas hasta la piel
mientras busco caracoles bajo una lluvia de sombras






esa nostalgia sublime me ahoga
de pasos borrachos de soledad
de recuerdos sin pertenencia
pero sigo siendo
soy
y me reafirmo




Feeling blue and lonely…


¿estás al otro lado…?

O somos el eco….

8 comentarios:

Edgardo Soto Torres dijo...

Woooo! Viva el rock ochentoso! Muy buena y novedosa manera de postear poesía con rocanrol.

Still they ride, indeed...

Madam dijo...

¡Que vivan los ochentosos!

Ay hermana, esto me toca como anillo al dedo. La intensidad tiene su precio.

un abrazo fuerte!

Edgardo Soto Torres dijo...

La intensidad tiene su precio.

Tell me about it....

Akasha Dulcinea dijo...

Angustiosas son tus letras, por eso llegan hasta las venas... deliciosamente masoquista poema.

Que El Espejo Humeante De La Noche Te Comparta Su Energía.

Ana María Fuster dijo...

Viva la pasión, el arte, la palabra y la música ochentosa!!!! Somos intensos mis amigos y tenemos que afrontarlo como un don!

Edgardo Soto Torres dijo...

Amiga, estás más lúcida que nunca! Ajajajaa y eso es mucho decir...ejem. Nada, q tienes toda la razón! ;-)

Edgardo Soto Torres dijo...

Ademas es como dice Nikki Sixx: "reaching 40 is like natural Zoloft; it balances you out". Que clase de loco!!! ajajajaja But so wise....y ese si que fue intenso!

Ana María Fuster dijo...

Gracias Edgardo y así somos felices! Nikki Sixx y vaya si es intenso en muchos sentidos!!
un abrazo