viernes, julio 21, 2006

Desde la ciudad de las sombras 11: Jocelyn Pimentel


Yo me pregunto...
¿podrá el cuerpo vivir sin la sombra?

1. ya no te arrastro,
deshilé todo lo que te tejía a mi.
deshice luz y oscuridad:
cerré mis ojos
y ciega
me hago de la idea de que ya no estás.

*********

2. Conversación de una sombra frente al cuerpo inerte de su dueño
o sobre el duelo obligado ante su propia muerte

¿Por qué te vas? ¿No ves que tu muerte propicia la mía? Inmóvil: ¿así te quedas, vencida?¿Así pagas la fiel compañía de tantos años? No, no y no...es que me niego. ¿Cómo es posible que me dejes a merced de la noche? Despierta, coño, despierta. Una gente extraña hablaba hoy de esa caja de madera. ¿No dices que eres claustrofóbica? Al menos ahora hay luz, siempre te gustó la luz...podemos huir y así me llevas contigo.
Nos vamos al parque: no me haría nada de mal estirarme un poco. Es que si llega la noche, si llega quedaré diluida en esa oscuridad. Nunca te lo dije, pero le tengo miedo a la noche y siento que si no abres los ojos me apagaré y sellarán para siempre mi luz. Lo único que me consolaría si no despiertas es que dormiré abrazada a ti.

Jocelyn Pimentel Rodríguez

Poeta puertorriqueña (Santurce, 1980). Capricorniana, arquitecta en entrenamiento en el mundo real y en el de las palabras. Bebedora de café con leche, amante de la verdad, detallista, pintora "in the making", apasionada por las cosas de Brasil. Terca como ella sola, buena amiga, pero sobre todo, admiradora de las cosas sencillas de la vida.
Visita el Blog de la autora
Comentario
http://ojitosdemar.blogspot.com/

17 comentarios:

Madam dijo...

!!!!! Amiga como siempre excelente. :)

Dos entregas: la primera, el desprenderse de lo que amarra a una; la segunda, un duelo en el que se aferra a una presencia. Tu escrito es como el ying y el yang, ese balance necesario. No existe la sombra sin la luz.

Tus escritos tienen estructura, como arquitecta que eres.

Vivamos con nuestra sombra, aferrémonos a lo que podamos aprender de ella sin que eso nos ate por completa.

Un abrazo de tu hermanita zodiacal.

Otro abrazo para la brujita del espacio cibernético.

Gatto dijo...

Me encanta, nunca pude estar tan cerca de mi sombra desde el día que me percate que estaba allí.

Ahora todos los días converso con ella, así descubrí que también es poeta, descubrí que es ella quien cuando mi inspiración sale de paseo susurra palabras en mi oido.

Abrazo Ojitos

tirasdepapel dijo...

me encanta el equilibrio que lograste con estas dos sombras... el hecho morir abrazada a ella me llena de consuelo, no moriremos solos, nuestra sombra nos acompañará!

Iva dijo...

concuerdo con tiras de papel...qué consuelo tan grande el poder dormir abrazado a nuestra sombra...

no apta para la humanidad dijo...

Me parece maravilloso cómo expones dos puntos de vistas distintos.
1. El querer deshacerse a toda costa de esa sombra que nos persigue. Hazaña que no es posible a no ser por ese cerrar los ojos y "hacerse de la idea" de esa ausencia.
2. El no querer soltar. La sombra que no quiere apartarse del cuerpo. La separación agónica e ineludible que trae la muerte.
De tus palabras parece inferirse que no puede existir cuerpo sin sombra ni vice versa. Se necesitan ambas y la muerte de uno implica la muerte de la otra.
Son tantas las ideas que se desprenden de este texto y se presta para aplicarlo a tantas situaciones...
En fin...¡excelente!! (como siempre)
un abrazo

El Navegante dijo...

Querida Ana María:
me siento muy orgulloso de habeer invitado a mi querida amiga Tiritas a tu prestigioso blog, y notar la afinidad que ha nacido entre Uds.
Recién descubro lo que te escribió,y deseaba que viajes hasta Costa Rica mediante un click de tu mouse.
Un besito y buen finde.

PEREGRINO dijo...

Excelente escrito de Ojitos. Son las dos caras de una moneda. Es fascinante como pones en un lado la repulsion hacia la sombra, y en el otro lado un deseo y sometimiento de la sombra hacia el cuerpo...fabuloso...Mis felicitaciones a Jocelyn por su escrito, y a Ana por mostrar a todos el talento que hay...

Brindo por las sombras y sus cuerpos...

A.T.V. dijo...

Me ha encantado ese primer trazo...La imagen de esa soledad imposible, solo alcanzada cuando cerramos los ojos, o cuando todo, todo es oscuridad... sin sombras.
Hermosos!

Yiara Sofía dijo...

Bravo!! Me encanta la dicotomía entre ambos escritos. Belleza en letras, mujer, belleza pura.

El Navegante dijo...

Tanto que se buscan los afectos, y se lloran las ausencias, tal vez sin llegar a la muerte,desde luego,tenìamos un abrazo incorporado y nunca supimos valorar ni disfrutarlo.
Una concepción para le desarrollo de este tema con tu estilo habitual, Ojitos de Mar (Caribe).
Gracias por tu invalorable visita, vertiendo tu opinión sobre un tema que veo que a todos nos afecta por igual.
(Los que ya firmamos un armisticio alguna vez, como tù bien lo has hecho notar, conocemos su virtudes.)
Un besito

Miguel A. Ayala dijo...

Muy buenos Jocelyn me encantaron ambos escritos,gracias.
Saludos Ana María, que tengan buen fin de semana, Miguel.

Anónimo dijo...

Es interesante como Jocelyn trata el tema de la sombra en este binomio poético-narrativo.

En la pieza breve la poesía revela a la sombra como una que contiene aquello que no pensaríamos que tiene: luz.

En la narrativa, el monólogo que sostiene la sombra con el cuerpo es sabrosa a la hora de personificar a la sombra. Su eficacia en esto me recordó un cuento de Miguel Delibes, construido mediante diálogo, que disfruté mucho.

Pero lo más revelador de estos binomios es que patentiza que para vivir necesitamos la sombra, es decir, que convivir con la sombra nos da vida. Y que ella, incluso ella, la sombra, puede ser un espacio de nosotros que contenga luz, o que nos arroje luz sobre nosotros mismos.

Y por último, no puedo dejar de mencionar lo creativo del título de la narrativa: "Conversación de una sombra frente al cuerpo inerte de su dueño o sobre el duelo obligado ante su propia muerte".

No más con el testigo.

Espero que Jocelyn siga sintonizando con su lado narrativo.

Y a ti, Ana, te debo felicitar por este ejercicio sobre la sombra. El tema nos ha puesto a pensar a todos y ya has visto los frutos. La Madam, Yolanda, Angelo, Jocelyn, Yiara... Todos estupendos. Y como una vez te comenté, el hecho de que este ejercicio no estuviera lanzado mediante certamen, le da una horizontalidad en la que todos nos sentimos en una mesa redonda sin que nadie quiera competir o intentar ser mejor como para ganar un primer premio. En la creación todos tenemos nuestra voz, y ninguna es mejor que la otra.

Con este ejercicio Bocetos está de fiesta.

Carlos Esteban Cana

Alexia dijo...

Gracias a ti Ana Maria por mostar una gama distinta de letras por medio de tu espacio.. muy buen poema de ojitos el amor tiene dos cara la felicidad que es tan corta pero intensa y el olvido que es el más grande de los duelos y la etapa que tarda más tiewmpo en sanar...
te dejo mi beso cuidate y felicidades
muchas gracias a Carlos Esteban Cana por su comentario en mi espacio me siento halagada que el me diga que le gusta lo que dibujo en este lienzo...
besos
Ana Maria te dejo mi correo para comunicarnos y mandar mi escrito para ti
catialina_2003@hotmail.com

ojitos dijo...

pues yo agradezco la oportunidad que ha provisto ana maría al convocar esta participación por parte de la comunidad bloguera...hay mesa redonda, que siga el intercambio!!
un abrazo a todos y gracias por leerme :)

Dani González Porcar dijo...

Gracias por ayudarme a reencontrar mi sombra.

Saludos

Ana María Fuster dijo...

Jocelyn se mira ante el espejo de la palabra, sombras de vida y muerte, ese hilo tan fino de la existencia misma… Extraordinario y sigue escribiendo, descifrando la sensibilidad de las otredades, tus mundos y la poesía…
Un beso y una flor, querida amiga Ojitos, gracias por tu ramo de palabras.

A todos gracias con mi alma, por leer, opinar, colaborar en esta mesa redonda de solidaridades y creación, la amistad y la palabra esta más fuerte que nunca!!!!

Disculpen mi silencio de algunos días… estaba tomando unas breves vacaciones.

Patricia Minalla dijo...

Maravillosa expresión de amor.

Me encanta tu poesía amiga